Héroes
Robert Knepper es el director de la feria ambulante de Héroes. SCIFI

Malas noticias para Héroes. Si hace unas semanas la NBC anunciaba que cancelaba la serie tras cuatro entregas, ahora sus productores se enfrentan a otra demanda por plagio.

Un dibujante de cómics, Jason Barnes, reclama tanto a la productora como a la cadena una indemnización de 60 millones de dólares por copiar una de sus obras. Según Barnes, hay numerosas similitudes entre la última temporada de la serie y Carnaval Jazan Wild of Souls, una tira de cómics que publicó en 2005.

Una profecía y un hechicero

Durante la última entrega, los protagonistas de Héroes se enfrentan a un peligro inesperado: una feria ambulante en la que viven individuos con los mismos poderes que ellos. Su líder, Samuel (Robert Knepper), está decidido a reclutar para su causa a más personas con poderes.

En el cómic también se habla de una extraña feria de almas perdidas que está dirigida por un ser oscuro que intentará convertirse en el más poderoso, reclutando para ello a nuevos miembros con habilidades especiales.

Las semejanzas entre ambas historias no terminan ahí, porque hay más personajes cuya apariencia es prácticamente idéntica. "Un joven al que una profecía le cambia la vida y que más tarde desarrolla habilidades especiales o un hechicero jamaicano", según aparece recogido en la demanda.

Cambio del final de temporada


Incluso los diálogos son similares. "Algunas escenas de Héroes parecen haber utilizado el cómic de Barnes como un storyboard", se alega. Sin embargo, Barnes afirma que la productora ha cambiado el final de la cuarta temporada "en un intento para reducir al mínimo la similitud".

Desde su debut en 2006, Héroes ha sido criticada en varias ocasiones. Al principio se dijo que era una copia de X-Men y Watchmen. Luego, dos artistas de Nueva York alegaban que el personaje de Isaac Mendez estaba basado ilegalmente en varias de sus obras.

Un juez desestimó la demanda y tuvieron que pagar más de 99.000 dólares por las costas del juicio. Tiempo después, los responsables de Astropía –una cinta islandesa de 2007– aseguraban que una escena de la serie era calcada a la de su película. ¿Será verdad en esta ocasión?