En los últimos 25 años la cifra de emigrantes se ha duplicado

El estudio revela que en los últimos 25 años la cifra de emigrantes se ha duplicado, lo que "supone nuevos retos y oportunidades tanto para los países que los acogen como para sus naciones de origen".

Inmigración irregular

Sobre la inmigración irregular, el informe destaca que cada año entre 2,5 y 4 millones de emigrantes cruzan de forma irregular las fronteras en busca de una vida mejor, y que de éstos, unos 500.000 llegan a Europa.

En 2000, al menos 5 de los 56,1 millones de inmigrantes llegados al viejo continente carecían de papeles. En EEUU, diez millones de inmigrantes viven de forma irregular, entre ellos 4,8 millones de personas de origen mexicano.

Las redes de tráfico de inmigrantes logran unos beneficios anuales de 10.000 millones de dólares
Además, cada año entre 600.000 y 800.000 personas son víctimas de las redes de tráfico de inmigrantes, que logran unos beneficios estimados anuales en 10.000 millones de dólares.

La CMM recomienda facilitar el retorno o la regularización de aquellas personas que ya han entrado en un país

La Comisión Mundial sobre las Migraciones (CMM) recomienda facilitar el retorno o la regularización de aquellas personas que ya han entrado en un país, así como tomar medidas contra los empresarios que contraten inmigrante ilegales.

El 3% de la población es inmigrante

Por otra parte, el documento revela que el tres por ciento de la población mundial es inmigrante.

La Comisión también estudia las contribuciones económicas de los inmigrantes a los países que los acogen: así, revela que 86 de los 175 millones de emigrantes que había en el año 2000 tenían algún trabajo. La Comisión constata "una tensión creciente entre los intereses de los Gobiernos y los de los mercados" y denuncia la discrepancia entre la liberalización del tráfico de mercancías, capitales y servicios y las restricciones que pesan sobre el movimiento de personas.

Las remesas de dinero que los emigrantes mandan a sus familias constituyen la segunda fuente de financiación de muchos países pobres

Otro aspecto analizado es el de las remesas de dinero que los emigrantes mandan a sus familias y que, en 2004, ascendieron a 150.000 millones de dólares, a los que habría que añadir otros 300.000 millones enviados por métodos no regulares. Los envíos regulares que hacen los inmigrantes casi triplican el valor de la ayuda oficial al desarrollo y constituyen la segunda fuente de financiación externa en muchos países pobres, tras la inversión extranjera.

Por países, México (16.000 millones de dólares anuales), la India (9.900 millones de dólares anuales) y Filipinas (8.500 millones de dólares anuales) encabezan la lista de naciones receptoras de remesas de dinero de inmigrantes. Y las mayores remesas se envían desde Estados Unidos (28.000 millones de dólares al año), Arabia Saudí (15.000 millones de dólares al año), Bélgica, Alemania y Suiza (8.000 millones de dólares al año).

Principles países emisores

Por origen, la mayoría de los inmigrantes (35 millones) proceden de China, seguidos de los indios (20 millones) y filipinos (7 millones).

El 48,6% de los emigrantes son mujeres

El 48,6% de los emigrantes son mujeres, que superan ya a los hombres en Europa, Norteamérica y la antigua Unión Soviética.

En cuanto a las causas que llevan a las personas a abandonar su país, las principales son económicas, los bajos salarios que cobran en sus naciones de origen y las altas tasas de desempleo.

Europa habría perdido entre 1995 y  2000, 4,4 millones de habitantes de no haber sido por la inmigración

El informe señala, por otro lado, que la inmigración supuso el 89% del crecimiento de la población europea entre 1990 y 2000. Según el documento, entre 1995 y 2000 Europa habría perdido 4,4 millones de habitantes de no haber sido por la inmigración.

 Otras recomendaciones de la CMM son la necesidad de diseñar programas efectivos que permitan a los emigrantes trabajar en otros países durante un periodo de tiempo y en condiciones laborales aceptables, así como facilitar y abaratar el envío de remesas a sus países de origen.