Crecen las pruebas acerca del calentamiento global en el Ártico
Reuters Reuters

En los últimos años, no ha nevado en grandes partes de este territorio estéril salpicado de abedules y pinos.

'Estamos sufriendo la realidad del cambio climático', dijo Prakhova, quien lidera un grupo que representa a personas indígenas en Rusia y en las naciones nórdicas, en un día sin nieve en Harstad, un puerto del Ártico noruego de casi 15.000 personas.

La prueba de que los humanos están elevando la temperatura global es cada vez más fuerte, desde el encogimiento del hielo en el Ártico al calentamiento del Océano Indico, según dicen muchos expertos.

El equipo científico que asesora a las Naciones Unidas parece estar a punto de publicar unas advertencias más duras en su próximo informe de 2007, en el cual dicen que las emisiones de gases están perturbando el clima.

Y la creciente convicción entre los expertos podría sumar presión sobre los gobiernos, que están reunidos para debatir sobre el clima en Montreal, Canadá, desde el 28 de noviembre al 9 de diciembre, para hacer más por el problema cuya solución podría costar miles de millones de dólares en las próximas décadas.

Los 10.000 delegados que asisten al encuentro de Montreal discuten cómo combatir el cambio climático, especialmente después de 2012, cuando expire el protocolo de Kioto de la ONU sobre la disminución de emisiones de gas invernadero.

Prakhova está más preocupada por lo que está pasando ahora y dice que los renos se vuelven vulnerables cuando no nieva en invierno. Además, la falta de nieve también dificulta la alimentación de éstos porque las plantas pueden quedar recubiertas por hielo filoso, que corta sus suaves músculos.

¿SOMOS CULPABLES?

En septiembre, el hielo polar se redujo a su tamaño más pequeño en al menos un siglo, según las mediciones de la agencia espacial NASA y del Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielo de los Estados Unidos.

Alrededor de Harstad, los inviernos menos gélidos han ayudado a que crezcan algunas pestes, como los escarabajos y los gusanos que destruyen los bosques árticos.

En el norte de Rusia, se han detectado más ranas en la tundra y algunas aves ya ni se molestan en emigrar.

La idea de que los humanos son culpables está creciendo.

Un estudio realizado este año por científicos del Instituto Scripps de Oceanografía de Estados Unidos, que muestra un calentamiento de los océanos Pacífico, Atlántico e Indico a lo largo de las últimas décadas, se encuentra entre las pruebas más fuertes en cuanto a la responsabilidad de las actividades humanas.

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (PICC), compuesto por científicos que asesoran a la ONU, concluyó en su último informe en 2001 que, 'hay pruebas nuevas y más fuertes de que gran parte del calentamiento observado en los últimos 50 años es atribuible a actividades humanas'.

Gran parte de los investigadores desde 2001 hasta la fecha le han restado importancia a las teorías que proponen que el poder del sol, el polvo volcánico o el calor de las ciudades son los principales culpables del alza de las temperaturas, más que la emisión de dióxido de carbono por el consumo de combustibles fósiles.

/Por Alister Doyle/.*.