El sindicato mayoritario en CajaSur, Aspromonte, reiteró hoy que mañana asistirá en Málaga a la nueva reunión de la mesa laboral para la fusión de la caja cordobesa con Unicaja, al tiempo que criticó "el intento de boicot" a la convocatoria de manifestación que este sindicato ha hecho para mañana en Córdoba capital, "creando la falsa expectativa de un posible acuerdo".

De esta manera se refirió el sindicato a las últimas informaciones sobre una supuesta nueva oferta empresarial para la mesa laboral de la fusión, que reduciría los excedentes en CajaSur a 428 personas y que cifraría el ahorro de costes necesario en 36,3 millones de euros al año en dicha entidad.

Al respecto, Aspromonte manifestó en un comunicado remitido a Europa Press que durante los contactos mantenidos esta semana con la representación empresarial se adelantaron, "muy someramente", algunos aspectos de la nueva propuesta que en ningún caso concreta que el número de excedentes de CajaSur se reduzca en esa cifra y "en absoluto" incluye referencia alguna a reducir la necesidad de ahorro anual en siete millones de euros.

Para el sindicato, dichas filtraciones tienen como "único objetivo, intentar boicotear una vez más" la convocatoria de manifestación que Aspromonte ha hecho para mañana a las 19,30 horas en la capital cordobesa. Ante ello, declararon que "en todo caso la mesa laboral es el único órgano competente para analizar dicha oferta, si es que la hay".

Previamente a la manifestación, Aspromonte acudirá a las 12,00 horas a la mesa laboral convocada con vocación de "escuchar, negociar y trabajar" sobre cualquier propuesta, pero con "el claro condicionante de que nuestra delegación esté a tiempo en Córdoba para participar en la manifestación", expresaron desde el sindicato."MOVILIZACIONES,

única arma efectiva"

Además, el comunicado añade que en caso de que la parte empresarial confirme mañana en la mesa las renuncias que se pueden leer en la prensa, Aspromonte será "la primera en reconocerlas como avance, pero en ningún caso serán causa de desconvocatoria, ya que el acuerdo laboral aún estará lejos y, como ya ocurrió en diciembre y está ocurriendo actualmente, la presión de las movilizaciones se está demostrando como la única arma efectiva para romper el inmovilismo empresarial", manifestó el sindicato.

Por otra parte, Aspromonte hizo un llamamiento a la ciudadanía en general para que se movilicen mañana, porque "ahora es cuando el muro empresarial empieza a ceder, es el momento de trabajar con más empeño que nunca por una acuerdo laboral satisfactorio y una fusión digna", señalaron en la nota.

Así, el presidente de Aspromonte, José Ignacio Torres, informó a Europa Press de que asistirá mañana a la nueva reunión de la mesa laboral para la fusión y allí recogerá la oferta que presente la empresa y se marchará a Córdoba para participar en la manifestación que ha convocado para la tarde su sindicato 'Por una fusión digna y en defensa del empleo'.

Apoyos a la manifestación

La manifestación convocada por Aspromonte, que no cuenta con el apoyo de CCOO, UGT y Cesica, sindicatos éstos presentes en la mesa laboral, sí que cuenta, en cambio, con el respaldo del sindicato Secar, que tiene representación en Unicaja pero no en CajaSur y que forma parte igualmente de la mesa laboral.

También acudirán a la manifestación representantes de la Confederación Intersindical del Cajas, de los partidos PP, UPyD y PA, del sindicato CSI-CSIF, de las patronales Asaja y ATA, de la Agrupación de Cofradías de Córdoba y del Club de Dirigentes de Marketing de Córdoba, entre otras organizaciones y colectivos, que le han manifestado su apoyo a Aspromonte, como el Defensor de la Ciudadanía de Córdoba.

Aspromonte convocó la manifestación, según dijo en su momento Torres, al entender inaceptable la intención de Unicaja de cargar sólo en los trabajadores de la caja cordobesa el coste de su fusión con la entidad malagueña.PROPUESTAS

De hecho, Aspromonte presentó una propuesta, que luego mejoró, rechazada por Unicaja, en la que ofrecía alcanzar el ahorro en gasto de personal que refleja el plan de negocio para la fusión, de 56,7 millones de euros, con prejubilaciones voluntarias en ambas cajas con hasta el 90 por ciento del sueldo, que afectarían a 887 empleados, más bajas incentivadas voluntarias y fórmulas de "movilidad geográfica y funcional", con un coste total de 170 millones, es decir, "muy por debajo de los 282 millones que calcula el plan de negocio".

Sin embargo, Unicaja "parece obsesionada con el sacrificio de la plantilla de CajaSur", pues, con la justificación de sus malos resultados al cierre de 2009, con casi 600 millones de pérdidas, pone como condición previa "una rebaja lineal del sueldo de los trabajadores de CajaSur de casi el diez por ciento, es decir, unos 4.000 euros menos de media", a la vez que ofrece prejubilaciones, pero con un máximo del 70 por ciento del sueldo, "de modo que, cuando no se acepten esas prejubilaciones, aplicará, sólo en CajaSur, un ERE que afectará a más de 700 trabajadores", que le costaría 42,5 millones.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.