Concretamente, los vuelos afectados procedían o salían con destino a aeropuertos de Inglaterra, Escocia e Irlanda. Desde el pasado miércoles, no se habían producido cancelaciones en el aeropuerto de Palma, cuando se anularon un total de 24 vuelos, de los cuales 22 eran conexiones con Alemania y dos con Valencia.

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) aseguró esta semana que Baleares fue la segunda comunidad autónoma que resultó más perjudicada por el cierre del espacio aéreo derivado de la nube de ceniza volcánica a mediados del mes pasado, lo que ocasionó al sector hotelero balear pérdidas que ascienden a 60 millones de euros.