El jefe del Ejecutivo español fue recibido con aplausos, silbidos y gritos de 'fuera, fuera' y 'sinvergüenza' a la salida del encuentro bilateral que ha mantenido con el presidente de México, Felipe Calderón, cuyo país celebrará esta tarde una cumbre con la UE en Comillas.

Tras una ceremonia de intercambio de banderas españolas y mexicanas tomadas en combate durante el proceso de independencia de México, algunos vecinos y curiosos congregados en la Plaza de Mayor pidieron a Zapatero que se dejara fotografiar con ellos.

Aquellos que le habían silbado minutos antes, ya no estaban, pero no por ello faltaron las reivindicaciones. Una vecina de la localidad le pidió al presidente que los cántabros no sean "los últimos" en tener el AVE. La alta velocidad, le contestó Zapatero, "llegará" a Cantabria como "a León". Esta ciudadana reclamó también a Zapatero que apoye al presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, quien está, según ella, "hundido" por la paralización de las obras del AVE.

El presidente español comentó a los vecinos de Santillana del Mar la "suerte" que ha tenido con el tiempo, ya que durante el acto de intercambio de banderas ha lucido el sol, después de las lluvias caídas durante todo el fin de semana.

Una turista le hizo saber que era de Bilbao, y el presidente le contestó que no pudo ir a la Fiesta de la Rosa el pasado nueve de mayo como tenía previsto, porque se desplazó a Barcelona para ver al Rey.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.