Junto a ellos se encontraba el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, quien esta mañana, a su llegada a Santillana, había sido recibido con aplausos por los ciudadanos y que también tuvo que escuchar los gritos de "fuera" que los congregados dirigieron a las autoridades.

Calderón llegó a la villa cántabra sobre las doce del mediodía y poco después lo hizo Rodríguez Zapatero, quien fue recibido con aplausos y silbidos por parte del numeroso público congregado. Ambos acudieron acompañados de sus respectivas esposas, Sonsoles Espinosa y Margarita Zavala.

Mientras los dos presidentes mantenían el encuentro bilateral, por las calles de la villa desfiló el regimiento 'In memorial del Rey Número 1', del cuartel del Ejército de Madrid.

Desfilaron uniformados de granaderos, con trajes que datan de la época de Carlos III, y tocando con pifanos una marcha de aquél periodo. En concreto, participaron una sección, una escuadra y una banda de pifanos del citado regimiento.

El desfile concluyó en la Plaza Mayor de la Villa, de cuyos balcones colgaban banderas de la Unión Europea, España y México.

En Santillana del Mar se encuentran además la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, los ministros de Exteriores, Fernando Moratinos, y de Educación, Ángel Gabilondo, varios secretarios generales de México, el Gobierno de Cantabria en pleno y el presidente del parlamento regional, Miguel Ángel Palacio, entre otras autoridades.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.