Zapatero y Van Rompuy
El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, junto al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. Horst Wagner / EFE

Tras el desplome de la Bolsa española el pasado martes, en la que cayó más de un 5% debido a la propagación de rumor que señalaba que España había solicitadolo un rescate similar al de Grecia, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha calificado de "irracional" la especulación contra España, desencadenada, ha dicho, por "rumores infundados".

Los datos del miércoles han mantenido la caída en un 2,27%, pese a que tanto el Fondo Monetario Internacional (FMI) como el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, también se apresuraran a desmentir dichos rumores.

La situación de España no tiene nada que ver con la situación de Grecia "La situación en España no tiene nada, pero nada que ver con la situación en Grecia, que es única", ha afirmado con rotundidad el dirigente europeo en una rueda de prensa celebrada en Bruselas tras una cumbre bilateral entre los responsables de la Unión Europea (UE) y Canadá.

Van Rompuy se ha mostrado convencido de que el temor a un contagio acabará en cuanto los mercados se den cuenta de la amplitud del esfuerzo que Europa y el propio gobierno de Grecia van a hacer para resolver la crisis financiera de este país de la zona euro.

"Veo movimientos totalmente irracionales en los mercados desencadenados por rumores sin fundamento, ayer sobre España pero también sobre Portugal", ha dicho el responsable europeo en presencia del presidente de la Comisión de la UE, José Manuel Durão Barroso, y del primer ministro canadiense, Stephen Harper.

"Quiero decir con toda claridad que la situación de esos países no tiene objetivamente nada que ver con la situación de Grecia, que es única debido a la combinación de tres factores que no se dan en ningún otro lugar: la insuficiente credibilidad de sus estadísticas, un problema serio de competitividad y un nivel muy alto de deuda", según Van Rompuy.

Los datos de España, ya sean de crecimiento, déficit público o deuda, son "totalmente diferentes" a los de Grecia, ha insistido.

Los datos de España son totamente diferentes a los de Grecia" "Una vez que los mercados se convenzan del valor del esfuerzo que se hace con Grecia, la atención no se fijará más en ningún otro país; es cierto que se necesita cierto tiempo para darse cuenta de la amplitud de los esfuerzos, pero se hará, y el efecto de contagio que se ha creado se detendrá también", ha pronosticado Van Rompuy.

Sobre la situación de Grecia

El presidente europeo ha hecho alusión igualmente a las muertes que se han registrado en Atenas durante las manifestaciones de protesta por el plan de austeridad.

"Todos estamos preocupados por la situación económica y presupuestaria en Grecia, pero en estos momentos nuestro pensamiento está con las víctimas que se han producido hoy en Atenas".

"Grecia atraviesa una situación difícil, lo sabemos", pero el programa de ajuste negociado con la Comisión, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) es "ambicioso y creíble", según el presidente europeo.

Dicho programa prevé una reducción del déficit público griego de 11 puntos del PIB entre 2010 y 2014, lo que es "extremadamente importante" pero "tiene precedentes", ha subrayado, porque Grecia ya realizó un esfuerzo parecido entre los años 80 y 90 para acceder al euro.

Las medidas necesarias para llevarlo a cabo han sido identificadas y están "a la altura del desafío".

Van Rompuy se ha referido igualmente a la capacidad de la Unión Europea para reaccionar ante crisis imprevistas como ésta.

"En ausencia de instrumentos previstos por el tratado, hemos tenido que poner en marcha un mecanismo de ayuda, en forma de préstamos bilaterales coordinados por la Comisión, que ya es plenamente operativo".