El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Santander, José Emilio Gómez, ha acusado al alcalde, Íñigo de la Serna, de "promulgar la insumisión fiscal" frente al IVA, tras haber aprobado en el Pleno de la Corporación del pasado jueves una moción instando al Gobierno de la Nación para que deje sin efecto la subida de dicho impuesto.

En nota de prensa, José Emilio Gómez recalcó que la presión fiscal y el IVA en España son "de los más bajos de Europa" y, por ello, considera que el llamamiento del Partido Popular "a la rebelión y a la insumisión fiscal es insólito".

El portavoz socialista explicó que la presión fiscal en España es del 30,4 por ciento, 3,5 puntos más baja que cuando gobernaba el PP (en 2003 era del 33,9%), y también se sitúa por debajo de la media de la eurozona, que es del 39,9%.

Por su parte, el IVA, es también de los más bajos de la UE, ya que de los tres tipos de IVA que hay en España, el más alto actualmente (IVA general) es del 16%, cuando el tipo medio de la UE es del 20 por ciento, comentó.

Además, destacó que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero bajó los impuestos cuando la economía crecía. "Ha bajado el IRPF, el impuesto de sociedades e incluso ha eliminado impuestos como el de patrimonio. Eso supone haber puesto 20.000 millones de euros en el bolsillo de los ciudadanos en los últimos cinco años", aseguró.

Ahora, en el contexto de una "grave" crisis económica y de reducción de los ingresos del Estado, Gómez justificó una "moderada" subida fiscal para poder atender el aumento de gasto en protección social, "en el momento que más lo necesitan quienes están en situación de desempleo o especial dificultad".

En este sentido, el portavoz socialista resaltó que las prestaciones sociales en España están ahora "entre las de primer nivel europeo" y en los servicios de infraestructuras como carreteras, ferrocarriles y aeropuertos, "España está hoy a la cabeza de Europa".

"Sostener eso implica gastos y si queremos mantener ese nivel de prestaciones, cuando los ingresos del Estado bajan, es necesario hacer un esfuerzo también", agregó.

"mínima incidencia" de la subida

Además, consideró que la incidencia de la subida va a ser "mínima". Así, puso el ejemplo del IVA general, que pasará del 16% al 18%, de forma que un recibo de teléfono de 60 euros pasará a ser de poco más de 61 euros, o una prenda de ropa que cueste 45 euros, costará "unos céntimos más".

De su lado, el IVA reducido, el que se aplica a la mayoría de los alimentos, pasará del 7% al 8%. "De modo que un billete de autobús que cueste ahora un euro subirá un céntimo", apostilló.

Y el IVA superreducido no varía, por lo que la subida "no afecta a los alimentos de primera necesidad, medicamentos, libros, vehículos para discapacitados o viviendas de protección oficial", entre otros ejemplos.

Por último, explica José Emilio Gómez apuntó que el Gobierno ha propuesto a todos los partidos rebajar el IVA de las obras de rehabilitación, "para que tenga efectos positivos en la creación de empleo en el sector donde más ha aumentado el paro, que es la construcción".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.