En declaraciones a los periodistas en Granada antes del comienzo de la marcha, el secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana, pidió que el día de hoy, un 1 de mayo que cumple 120 años de reivindicaciones laborales, se considere un "punto de inflexión" para que se produzca una mejora de la política económica de los gobiernos y para que las empresas y el sector financiero "se den cuenta de que estamos abocados a una catástrofe si no hay una iniciativa rápida para reactivar la economía", mientras que el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, instó al Gobierno central a acometer una "reforma financiera" porque "no es cierto que estemos viendo en la calle ninguna recuperación".

A la manifestación, encabezada por una pancarta con el lema 'Por el empleo con derechos y la garantía de nuestras pensiones' portada por los líderes sindicales regionales, asistieron además representantes de IU y del PSOE, entre ellos la secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, quien incidió en que los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) ya revelan que "en Andalucía se hacen las cosas bien y empiezan a verse los primeros síntomas de recuperación económica", aunque quede "mucha tarea por delante". "La actitud responsable de los sindicatos y la colaboración con el gobierno de Andalucía está posibilitando que en estos momentos el futuro sea más esperanzador", dijo.

Pastrana señaló que este Día Internacional del Trabajo, el "más terrible" que recuerda para los trabajadores, debe servir para concienciar al gobierno de que una reforma laboral únicamente no va a posibilitar una salida de la crisis.

"Si los gobiernos y las empresas no se ponen las pilas y empiezan a actuar con eficacia y eficiencia va a ser muy difícil, muy largo y muy costoso salir de esta situación", apuntó el líder regional de UGT, para quien el 1 de mayo debe ser "un punto de inflexión" para que los gobiernos mejoren su política económica, con incentivos a la actividad económica y la puesta en marcha de medidas que protejan a los trabajadores y dinamicen la economía, y también para las empresas, "y los que son los dueños del dinero", para que "se den cuenta de que estamos abocados a una catástrofe si no hay una iniciativa rápida para reactivar la economía".

Por su parte, Carbonero, que recordó que ya hay más de un millón de parados en Andalucía, hizo una triple petición al Gobierno Central, al Gobierno de la Junta de Andalucía y a las empresas. Al primero le instó a tener el "coraje suficiente" y la "valentía política" para hacer una "reforma financiera", puesto que mientras no se presione a las entidades bancarias para que circule el crédito "no se va a parar de perder empleo".

No ven recuperación

"No es cierto que estemos viendo en la calle ninguna recuperación, lo que ve CCOO es empresas que quieren cerrar, que quieren sacar ventaja de esta situación, personas en el desempleo, personas que están dejando de cobrar prestaciones sociales y la amenaza permanente de la economía sumergida", manifestó el líder de CCOO-A, que coincidió con Pastrana en que la reforma laboral no es la única medida para solucionar la situación actual, incidiendo en que ésta tiene que tener el empleo de calidad "como eje fundamental", ya que las "recetas viejas" sólo han provocado la pérdida en tan sólo un año de los puestos de trabajo que se generaron en los once años anteriores. "Mientras los gobernantes del mundo no logren regular los mecanismos que regulen los mercados financieros, seguirá habiendo peligro de que se vuelva a repetir esta crisis tan alarmante".

Para Carbonero, España no ganará en competitividad "abaratando el coste del trabajo", sino "innovando, cualificando a la gente, buscando más internacionalización de la economía, o haciendo políticas fiscales para que las empresas inviertan en I+D". Así, al Gobieno andaluz le instó a que no convierta el VII Acuerdo de Concertación, que contiene 351 medidas, "en un álbum de fotos para las hemerotecas", y que lo ponga ya en marcha. "Queremos que esas medidas sean un motor de transformación de la economía andaluza, de generación de empleo y de reparto de la riqueza, para que los andaluces podamos vivir mejor", sostuvo.

Asimismo, Carbonero se dirigió a los empresarios, a los que acusó de "no estar cumpliendo con aportar a la sociedad parte de sus beneficios de los últimos años". "Los sindicatos hemos hecho un sacrificio y un esfuerzo importante para firmar un acuerdo de negociación colectiva y dos meses después de ese acuerdo los convenios colectivos están estancados, porque no quieren firmarlos". Por ello, advirtió de que "si no se desbloquean estas situaciones" tanto CCOO y UGT comenzarán un calendario de movilizaciones.

La manifestación partió a las 12,00 de hoy de los Jardines del Triunfo para culminar en la Plaza de Isabel La Católica, donde los líderes sindicales leyeron un manifiesto. La marcha ha transcurrido sin incidentes y con ambiente festivo, en la que han sonado críticas al Gobierno como "Zapatero, ponte las pilas, los parados están que trinan" o contra la patronal "Díaz Ferrán es un talento, Air Comet es el ejemplo". Una manifestación de unas 150 personas convocada por CGT, Ustea y el Sindicato de Trabajadores ha precedido, pocos minutos antes, al acto central.

Consulta aquí más noticias de Granada.