El filón de Bob Dylan
Dylan en 2002. Foto
Bob Dylan ha entrado en la era del marketing, muy alejado de su espíritu rebelde y hippie de sus comienzos. Es un mito viviente, lo sabe y también ha descubierto que él mismo es un filón de oro. Y fue el auténtico rey de la subasta rockera de Christie’s de esta semana.
Los poemas que escribió un jovencísimo Dylan en 1961 se vendieron por 66.000 euros (la pieza más cara de la subasta); una de sus primeras armónicas, por 8.300 euros, y sus gafas de pasta negra, por 2.200.

Libros, discos y DVD

Dylan está más de moda que nunca: al primer volumen de su trilogía autobiográfica, Crónicas I, se suman Bob Dylan: el álbum, 1955-1966  y Bob Dylan. La biografía. Sus discos siguen teniendo mucho tirón y está a la venta No direction home, el documental sobre Dylan de Scorsese.

Además, su faceta como poeta le ha llevado a ser candidato al Nobel de Literatura y muchas universidades estudian sus textos.

Quería hacer la carrera militar

Nació en 1941 como Robert A. Zimmerman en el seno de una familia judía. A los 21 años se hace llamar Bob Dylan y a los 28 se convierte al cristianismo. Su aspiración era ingresar en la academia militar de West Point, pero le rechazaron en 1959 y acabó en la Universidad de Minesota. Allí abandonó los estudios para unirse a las bandas locales de folk. Divorciado y con cuatro hijos, cantó para Juan Pablo II.