En los próximos días quedará cortado, hasta finales de 2006, el paso elevado que conecta la glorieta de Marqués de Vadillo sobre la circunvalación con el paseo de Yeserías y la glorieta de Pirámides. Cada día, cerca de 40.000 vehículos utilizan ese puente para cruzar de Latina a Centro.

Donde las obras van concluyendo a ritmo constante es en el tramo este de la
M-30. Esta semana terminarán las ocupaciones en el nudo de la Paloma, con lo que quedarán abiertos al tráfico la calle Serrano Galvache y el nuevo paso elevado que conecta Pío XII con la M-30 norte. Además, también quedarán liberados los carriles centrales de la calle Costa Rica y concluirá el desvío del paseo del Marqués de Monistrol.