José y Miguel Ángel
. Foto
Hace 35 años que se conocen, pero pasaron 20 sin verse porque Miguel Ángel cambió de trabajo. José, que al principio no quiere aparecer en el diario, se deja convencer por su amigo.  Posan para la foto en la relojería de Miguel Ángel. Bromean sobre lo bien que se conservan.

José habla de Miguel Ángel

Es un buen amigo y hoy en día hay mucho sinvergüenza.

Nuestra  amistad se reanudó hace 11 años. Fue representante durante 20 y viajaba. Cuando regresó, ni le conocía.

Es de derechas y yo de izquierdas. Dos personas con distintas ideas se pueden llevar muy bien. Deberían tomar nota tanto el Gobierno como la oposición.

Es un poco prepotente. Cree que siempre lleva la razón.

Si le pidiera la sangre, me la daría.

Miguel Ángel habla de José

Pasamos   más tiempo juntos que con nuestras mujeres.

Cuando le vi dije: «¿Qué pasa, tonto? ¿No te acuerdas de mí?». Y me respondió muy serio: «¿Perdone? ¿Cómo dice?». 

José tiene sus prontos. Se cabrea mucho cuando hablamos de política. Si nos enfadamos, al día siguiente  uno le dice al otro: «¿Nos vamos a tomar unos vinos o qué?».

Eso sí, los dos somos del mismo equipo: del Atlético de Madrid.

José es grande. No es ningún patán.