En ese mismo lugar, llamado entonces Candem Palace, fue donde Madonna actuó por primera vez en Europa, hace ya 22 años.