El miembro del Consejo Territorial de UPyD en Cantabria y ex director del aeropuerto de Parayas Juan Mazarrasa defendió hoy la recuperación del trazado del Túnel de la Engaña para lograr una conexión ferroviaria de la comunidad tanto con Burgos (y por tanto con Valladolid y Madrid) como Logroño y el Mediterráneo, a través de Miranda de Ebro.

El ex militante del PSOE considera que la prioridad para Cantabria debe ser unir Santander con Logroño y Zaragoza, por una parte, y con Burgos-Valladolid-Madrid, por otra, con un único acceso a la Meseta, utilizando para ello al máximo los 180 kilómetros comunes, los de Valladolid-Miranda, de la conexión internacional con Hendaya. De esta forma no sería necesaria la conexión con el Mediterráneo pasando por Bilbao.

El ex dirigente socialista cree que para Cantabria y el Puerto de Santander el "mayor interés estratégico" es conectar con Burgos y Valladolid, tanto por el tráfico de mercancías como por la segunda residencia que desde ambas ciudades se fija en Santander, por ser su "salida natural" al mar.

"Parece que en Cantabria todavía no tenemos claro que en gran parte nuestro declive se debe a que el principal punto logístico del Norte de España (Burgos), por razones obvias de posición geográfica en el camino hacia Francia, y que desgraciadamente para nosotros siempre ha basculado casi en exclusiva hacia el Puerto de Bilbao, ha quedado aislado de Santander por ferrocarril", opinó.

Mazarrasa considera que esta doble conexión, con Madrid y con el Mediterráneo, podría hacerse con "una sola infraestructura ferroviaria moderna y de altas prestaciones".

Esa doble función la cumple a su juicio el trazado del Túnel de la Engaña y Miranda de Ebro que, recordó, ya fue estudiado por la ingeniería de Renfe "con resultados de rentabilidad positiva", al hacerlo a 400 metros menos de altitud que Pozazal y por un túnel "ya construido"

Y Mazarrasa añade que esta conexión ahorra el "importante impacto ambiental" de una línea de altas prestaciones con Bilbao por la costa y el "importante costo económico", así como el "enorme impacto ambiental" que implica "atravesar" con un trazado de doble vía y de altas prestaciones por los valles de Iguña y Buelna.

"Justo cuando el propio Ministerio de Fomento reconoce ahora que por la Cornisa Cantábrica lo inteligente es reformar el trazado de FEVE para mercancías y pasajeros, espero que en ancho europeo, pudiendo alcanzar en él velocidades de 160 kilómetros por hora, ¿por qué no hasta Bilbao con ese esquema?", se pregunta.

Para el ahora miembro de UPyD, el debate sobre la alta velocidad en Cantabria es "una más de las consecuencias de la incapacidad de nuestro Gobierno Regional de escuchar durante años a la gente que más sabe sobre ferrocarriles e ingeniería civil de nuestra Escuela de Caminos".

"¿No será que lo que se nos ha dicho por parte de Revilla sobre que fueron los intereses vascos los que paralizaron la Autopista Dos Mares para hacer pivotar nuestra conexión con el Valle del Ebro por carretera a través de Bilbao, verdaderamente toma su vigencia en el enlace por ferrocarril?", inquirió.

Mazarrasa recuerda que su partido UPyD se erigió como la tercera fuerza política en las elecciones europeas de junio de 2009, las últimas celebradas en Cantabria, y señaló que esta formación le ha pedido una entrevista al presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, "para darle a conocer en profundidad cuales son las razones que llevan a defender estos criterios, antes de que se den pasos que no sean de verdad los que a Cantabria más convienen y difícilmente reversibles".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.