La novia del asesino confeso de Marta del Castillo desmonta la coartada de éste

  • Afirma que Miguel Carcaño se olvidó el móvil en su casa de Camas.
  • Él sostenía que había permanecido en el domicilio de la joven.
  • Miguel Carcaño dice que no sabe dónde está el cuerpo.
  • CRONOLOGÍA del 'caso Marta del Castillo'.
La menor Rocío Pérez Gómez, novia de Carcaño, acompañada por su abogado.
La menor Rocío Pérez Gómez, novia de Carcaño, acompañada por su abogado.
JOSÉ MANUEL VIDAL

Rocío P.G., novia del asesino confeso de Marta del Castillo, dijo este viernes al juez que Miguel C.D. se olvidó el móvil en su domicilio de Camas (Sevilla) cuando salió en la madrugada posterior al crimen, lo que invalidaría su coartada de haber permanecido en el lugar, avalada por las antenas de móviles.

Abogados personados en la declaración dijeron a los periodistas que la joven Rocío P.G. ratificó ante el juez su declaración policial de septiembre de 2009, cuando aseguró que Miguel le confesó el crimen de Marta y que hacia la 1.30 horas de la madrugada salió de su vivienda y se alejó con el motor de la moto apagado.

La joven declaró que Miguel se olvidó el móvil, lo que invalidaría su coartada de que permaneció de madrugada en la vivienda de Camas, donde a partir de la 1.37 horas las antenas de telefonía registraron varias llamadas entrantes a su móvil.

Los abogados precisaron que el juez les ha exigido centrarse en la declaración policial de esta joven, por lo que Rocío no ha podido pronunciarse sobre lo anunciado por su abogado de que, según le confesó Miguel, el cuerpo de la víctima fue arrojado en una arboleda situada a unos 600 metros de los dos puntos donde se ha buscado hasta ahora.

Miguel sólo responde a una pregunta

Miguel C.D., dijo que no sabe dónde está el cuerpo de la víctima, en la única pregunta que respondió al término de la audiencia previa. Al término de una sesión de 14 horas de duración, el juez de instrucción 4 de Sevilla preguntó al joven si deseaba declarar, a lo que Miguel contestó de forma negativa, y entonces el magistrado le dijo que "solo deseaba hacerle una pregunta: dónde está el cuerpo de Marta".

Miguel, con la cabeza baja entre los hombros, respondió simplemente: "No lo sé", según relataron a los periodistas abogados personados en la causa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento