Los árbitros de fútbol sala municipales llevan cinco meses sin cobrar
Afectados reunidos en una sede vecinal. Juan Carlos Molina
«He estado 4 meses levantándome temprano los fines de semana, perdiendo tiempo de estudio y de ocio, e incluso dos meses, acudiendo  todos los miércoles a dar un cursillo... y ahora no nos pagan», cuenta Santiago. Él es uno de los más de 20 árbitros que pitaron durante el curso pasado en los XX Juegos Deportivos Municipales, en la modalidad de fútbol sala, y que todavía no han cobrado por su trabajo.

El Instituto Municipal de Deportes (IMD) les adeuda entre 100 y 400 euros dependiendo de la persona. Casi todos los afectados son jóvenes y muchos son menores de edad.

Todos estos árbitros han recibido una carta del Ayuntamiento solicitando que vuelvan a apuntarse como árbitros de la competición. Una decisión que la mayoría «está meditando».

«Pronto se solucionará»

El Instituto Municipal de Deportes reconoció a 20 minutos, «que esos pagos están pendientes». Un trámite interno, «una cuestión contable», según fuentes del IMD, es la causa del impago. «Sólo están afectados los árbitros de la zona de Valdeolleros», señalan, a la vez que aseguran que el problema «se solucionará con seguridad de aquí a unos días».