El Instituto Mediterráneo del Agua (IME), con sede en Marsella (Francia) y dedicado al desarrollo de la cooperación entre colectivos locales y profesionales del agua en la región del Mediterráneo, exportará la experiencia y la tecnología empleada en la Comunidad Autónoma de Murcia para la gestión y aprovechamiento de este recurso natural, y la propondrá como modelo a seguir en otros países de la ribera mediterránea.

Para ello, el presidente del IME y gobernador del Consejo Mundial del Agua, Hachmi Kennou, firmó hoy un convenio marco de colaboración con el presidente de la Fundación Instituto Euromediterráneo del Agua (IEA), Francisco Cabezas, por el que ambas instituciones desarrollarán futuras acciones de colaboración como la celebración de seminarios y proyectos de investigación conjuntos para mejorar la gestión del agua.

En la rueda de prensa posterior a la firma del acuerdo, Kennou reconoció que el objetivo del acuerdo es aprovechar el desarrollo de la Región de Murcia gracias al agua y que "sirva de ejemplo a países del Mediterráneo", una región que "es muy particular y con grandes problemas derivados de la escasez del agua, sobre todo en los Estados del sur y del este".

El presidente del IME recordó que la Región de Murcia "estaba muy poco desarrollada hace 30 años" y que el desarrollo actual "demuestra que el modelo de la Comunidad Autónoma es un modelo que se puede exportar y servir a países del sur y el este mediterráneo, no solo en aspectos técnicos, sino también en lo que tiene que ver con el impacto ambiental".

Al respecto, hizo hincapié en que el "mejor ejemplo" de la buena gestión del agua en la Región de Murcia "es el desarrollo de infraestructuras para hacer frente al estrés hídrico". "La depuración y reutilización del agua, el ahorro y la optimización de la tecnología puesta en marcha en la Comunidad de Murcia puede ser muy útil en países del Mediterráneo", apuntó.

Por ejemplo, Kennou justificó que la Región de Murcia "posee unos 400 metros cúbicos de agua por habitante, una cantidad que se encuentra en el límite de otros países desérticos o semidesérticos como Túnez, que tiene 450 metros cúbicos de agua por habitante, cuando la mitad de país es un desierto".

La región,

Laboratorio del agua

El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, que presidió la firma del acuerdo, destacó que el convenio suscrito hoy servirá para "formalizar y definir" actuaciones específicas para la realización de actividades de investigación y asesoramiento sobre los problemas referidos a la gestión del agua en las zonas deficitarias del Mediterráneo.

El objetivo de este acuerdo, con el que "se abre una nueva línea de cooperación", es establecer las bases para el desarrollo conjunto de actividades "de distinto formato" como proyectos europeos, estudio, formación y divulgación, y asesoramiento común y de interés para ambas partes en todos los aspectos relativos al uso eficiente del agua y los recursos.

Cabezas, por su parte, resaltó que la Región de Murcia "es un laboratorio para experimentar con problemas relacionados con la escasez de agua, tanto desde el punto de vista de la calidad como de la cantidad de este recurso natural, puesto que la Comunidad es una antología de inconvenientes que tienen que ver con inundaciones, sequías, contaminación de aguas residuales y aguas subterráneas".

El responsable del Agua del Gobierno regional afirmó que este nuevo acuerdo marco "supone una nueva perspectiva científica en el conocimiento y cooperación sobre la gestión de los recursos hídricos entre países", que puede ser "muy útil para otras regiones".

Cerdá recordó que la Región de Murcia tiene "gran experiencia" en el aprovechamiento y ahorro del agua y dispone de "un modelo de gestión integral que en un futuro acabará siendo exportado a otras regiones", indicó. El consejero remarcó que los sistemas de depuración de la Región "alcanzan niveles muy superiores a los que exige la normativa europea", lo que ha permitido, dijo, "sanear el río Segura, que hoy es ya el menos contaminado de los ríos de España, a pesar de su escaso caudal", aseveró.

El consejero señaló también que en el ámbito de la modernización de regadíos "alcanzamos el 85 por ciento de nuestra superficie regable", y con un sistema de riego por goteo y centralizado a través de ordenador e incluso por teléfono móvil. "Esta gestión nos permite que con el 3,4 por ciento del agua de España exportemos el 20 por ciento de las frutas y hortalizas", apuntó Cerdá.

Los responsables de ambos institutos resaltaron que "Murcia es un laboratorio de experiencias en la gestión del agua", y añadieron que los niveles alcanzados "pueden ser compartidos con países que tienen el mismo problema de escasez".

Consulta aquí más noticias de Murcia.