Para ello, Sotoca explicó que la Consejería "fomentará los procesos de fusión de empresas de economía social, priorizando la constitución de cooperativas y sociedades laborales que nazcan a iniciativa de un grupo de empresas de economía social, para prestarles servicios".

Además, dijo que la Consejería fomentará este año la incorporación, como socios o trabajadores, de los desempleados que procedan de expedientes de regulación, y subvencionará cualquier aportación que realicen los socios al capital social de la empresa, y que les permitirán disponer de más capital con el que afrontar su actividad, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

Del total de las ayudas, más de 3,5 millones de euros tendrán como objetivo directo la creación de empleo, para lo que fomentarán el trabajo indefinido y a jornada completa, de modo que las sociedades que incorporen a desempleados como nuevos socios recibirán una ayuda de entre 7.000 y 11.500 euros. Además, la Consejería ayudará con 7.000 euros a las empresas que incorporen como socios a alguno de sus empleados.

Con el objetivo de mejorar su profesionalización, la Consejería concederá hasta de 12.000 euros a las organizaciones empresariales que incorporen personal cualificado en sus cuadros organizativos.

Como novedad, la Consejería subvencionará a las empresas de economía social con hasta un 35 por ciento del capital desembolsado, por cada socio trabajador que incremente el capital social de la empresas en un mínimo de 5.000 euros.

Inversión en activos fijos.

Asimismo, Sotoca indicó que la Consejería repartirá cuatro millones euros en ayudas a la inversión en activos fijos, es decir, la compra de locales, maquinaria, vehículos industriales u ordenadores y equipos informáticos, y destacó como novedad "la rebaja en la cuantía mínima de la inversión necesaria para obtener esta ayuda, que este año asciende a 16.000 euros".

Sotoca subrayó las ayudas dirigidas a la refinanciación de préstamos, "por la importancia que tiene para las empresas poder agrupar sus préstamos para obtener mejores condiciones financieras y poder mejorar su rentabilidad". Así, la ayuda que ofrece la Consejería consistirá en el subsidio de hasta cuatro puntos de interés de los nuevos préstamos, sin que supere los 80.000 euros.

Además, el programa contempla hasta 7.000 euros de ayuda para las empresas que realicen inversiones en la mejora de su imagen, en la aplicación de normas de calidad o en la realización de estudios y análisis que le permitan mejorar su gestión empresarial.

El titular de Empleo señaló que se trata de unas ayudas "que se completan con las subvenciones dirigidas a difundir y fomentar las ventajas de estas fórmulas empresariales, a las que destinaremos más de un millón de euros".

En este sentido, se refirió a la "importante" labor que desarrollan las organizaciones de economía social, a través de orientadores profesionales, y a los nueve centros de asesoramiento que llevan la economía social a todo el territorio regional", y añadió que se trata de una labor "a la que este año se podrán sumar las universidades públicas que lleven a cabo labores de investigación, docencia o difusión de cualquier materia que sea de interés para el sector".

El consejero recordó que durante el 2009 se crearon en la Región un total de 238 empresas de economía social, "lo que permitió que unos 900 desempleados encontraran un proyecto de futuro y se insertaran en el mercado de trabajo, en unos momentos que son especialmente difíciles".

Sotoca destacó la "capacidad de superación que ha demostrado el sector" y animó a los jóvenes, titulados, mujeres y desempleados en general a que "den el salto a través de la creación de este tipo de empresas hacia su inserción laboral definitiva".

Consulta aquí más noticias de Murcia.