La Comisión de Hacienda del Ayuntamiento de Santander resolvió hoy las alegaciones al presupuesto municipal para 2010 y aprobó este documento, cuya aprobación definitiva se someterá a votación por el Pleno municipal en la sesión que se celebrará el próximo viernes, 26 de febrero.

La concejala de Economía y Hacienda, Ana González Pescador, explicó que, en total, se han presentado ocho alegaciones al presupuesto, parte de las cuales se han aceptado e incorporado al documento que, tras su aprobación en pleno , entrará en vigor a principios de marzo, al día siguiente de su publicación en el BOC.

González Pescador recordó que el presupuesto del Ayuntamiento de Santander para 2010 asciende a 192,3 millones de euros, con un descenso del 5,17 por ciento respecto al de 2009, y se caracteriza por su austeridad y por garantizar la prestación de los servicios a los santanderinos.

González Pescador destacó el esfuerzo que realizará el Ayuntamiento por fortalecer las políticas sociales, a pesar de que no sean competencias municipales, con 6,3 millones de euros destinados a la Concejalía de Familia, Bienestar Social e Igualdad, un 2 por ciento más que el año pasado; y por el Empleo, Formación y Promoción Económica, que crece un 10,26% en relación al año anterior.

La concejala de Economía y Hacienda precisó que este esfuerzo se produce en el marco de la crisis económica y en una situación en la que los ingresos del Ayuntamiento se ven mermados tanto por el descenso de los ingresos propios como a consecuencia de la disminución de las aportaciones del Gobierno de Cantabria, que reduce sus partidas nominativas para la ciudad en un 45,6 por ciento, y del Estado, que aportará a Santander un 18 por ciento menos que en 2009, lo que supone más de 8 millones de euros, indicó.

El Ayuntamiento continuará en 2010 con su política de austeridad y recorte del gasto, con medidas como la congelación, por segundo año consecutivo, de los sueldos de los cargos públicos y del personal de confianza, así como las dietas por asistencias a comisiones y consejos de administración, y la reducción en más de un 4 por ciento de los gastos protocolarios, que en 2009 ya descendieron un 30 por ciento.

Por otra parte, González Pescador lamentó que PSOE y PRC hayan demostrado una "nula voluntad de diálogo" sobre el presupuesto municipal de 2010, sobre el que el equipo de Gobierno, con mayoría absoluta en el Ayuntamiento, les dio la oportunidad de debatir y llegar a acuerdos.

Sin embargo, los socialistas que, en principio, realizaron una serie de propuestas, algunas de las cuales el equipo de Gobierno se comprometió a aceptar, finalmente optaron por enmendar todo el presupuesto, cerrando así cualquier posible vía de diálogo.

Por su parte, los regionalistas plantearon una propuesta que constituye "una ilegalidad", como lo indicaron los servicios técnicos municipales, puesto que el equipo de Gobierno no puede modificar a su antojo la cuantía a ingresar por una concesión, como proponía el PRC.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.