En él participan, además de Murcia, las ciudades de Friedrichshafen (Alemania), Polotsk (Bielorrusia) y Salé (Marruecos). También forman parte del proyecto la Casa de Bielorrusia en Alemania y la Conferencia de Regiones Periféricas de Europa, según informaron fuentes municipales.

De esta forma, Friedrichshafen y Murcia se encargarán de asesorar técnicamente a las ciudades de Polotsk y Salé respectivamente, en la realización del Plan de Acción de Energía Sostenible y de trabajar con ellas en la implantación de una experiencia piloto. También existirá una interacción e intercambio de experiencias entre Murcia y Friedrichshafen.

Además Murcia asesorará a los socios sobre su experiencia en la firma del Pacto de Alcaldes que el Ayuntamiento ratificó a principios de 2009.

Entre las acciones que se van a llevar a cabo dentro de este proyecto destaca la realización de una instalación piloto en las ciudades de Salé y de Polotsk y la celebración de una semana de intercambio de técnicos municipales, en la que los técnicos de Marruecos podrán venir a conocer cómo se realiza la planificación energética en los distintos servicios del Ayuntamiento de Murcia.

La duración del proyecto se ha establecido en 30 meses. El presupuesto del proyecto es de 791.725 euros de los cuales la Unión Europea cofinancia el 77,9 por ciento.

El objeto del proyecto es el intercambio de experiencias en cuanto a planificación energética, promoción del Pacto de Alcaldes y asesoramiento técnico para su puesta en marcha, con el fin de alcanzar los objetivos que en él se describen (el conocido objetivo 20-20-20), es decir, disminución de emisiones de CO2 un 20%, aumento de la eficiencia energética un 20 por ciento y alcanzar un 20% de renovables, todo ello en el horizonte temporal de 2020.

Consulta aquí más noticias de Murcia.