El comportamiento dubitativo de Jorge Javier Vázquez durante el concurso Tienes un millón, incluido en su programa Sálvame, despertó las alarmas. Más aún el "por favor, no me hagáis esto" que el presentador dirigió a los regidores del espacio cuando supuestamente le informaron por el pinganillo del premio que debía anunciar para el participante del día: un único lingote de oro valorado en 1.200 euros, cuando el trofeo habitual es un conjunto de lingotes de un coste de un millón de euros.

Más tarde, y tras muchas caras de extrañeza y confusión, llegaron las explicaciones.  Al parecer, una de las claúsulas del concurso, que hasta entonces Jorge Javier y público desconocían, indicaba que si el ganador era seleccionado en unas determinadas condiciones... el premio se reducía a su décima parte.

¿Qué ocurrió?

Tienes un millón regala cada día un premio. La dinámica del concurso es la siguiente: la organización elige un número de la guía telefónica al azar. Si alguien contesta al otro lado del aparato, recibirá un premio en oro. Este consiste en un conjunto de lingotes valorados en un millón de euros si el receptor ha enviado antes un SMS al concurso. Si no lo ha hecho, sólo tendrá derecho a un  lingote.

Telecinco ha cumplido en todo  momento con lo establecido en sus bases El pasado día 17 la primera llamada que realizó Jorge Javier no fue respondida, por lo que el presentador pidió consejo a los regidores sobre lo que debía de hacer. A continuación, indicó que, según las bases "ante notario" debía telefonearse  al participante cuyo número fuera aritméticamente más próximo al número selecciónado. El segundo teléfono al que llamaron sí tuvo respuesta y pertenecía a un joven que había mandado su SMS para optar al premio máximo. Sin embargo, hubo de conformarse con los 1.200 euros en oro porque su número no había sido seleccionado en primer lugar.

A la segunda, sólo un lingote.

Las experiencias recientes de timos televisivos, en los que los conductores de call-tv trampeaban los premios e improvisaban los premios  por exigencia del guión, hizo que muchos televidentes sospecharan que lo ocurrido en Sálvame era otro de estos engaños. "Han cambiado las normas sobre la marcha", insinuaba un forero en Internet.

Sin embargo, la cadena que emite el programa se ha apresurado a desmentirlo: "En todo momento se ha cumplido con lo establecido". Para confirmarlo, Telecinco ha colgado las "bases oficiales del concurso" en su web. El punto 2 de dichas bases hace alusión a aquel supuesto en el que no se puede establecer contacto con el primer teléfono al que se marca.  El segundo participante al que se llama "ganará sólo un lingote", sostiene el documento.

Información elaborada gracias a la pista de Patxi Rodriguez