Caretas de Botella en las estatuas de Madrid porque 'Ana se merece un monumento'

  • El colectivo Ana Botella Crew pone caretas de la concejala de Medio Ambiente a varias estatuas de Madrid.
  • Quieren denunciar el endurecimiento de las multas a los graffiteros.
La careta de Ana Botella en una estatua situada en la calle Mayor de Madrid.
La careta de Ana Botella en una estatua situada en la calle Mayor de Madrid.
ANA BOTELLA CREW

Si en las últimas semanas se ha sorprendido al ver que algunas estatuas de Madrid tenían la cara de Ana Botella, no se asuste: no es un reclamo electoral. Pero no está descaminado por que la acción forma parte de la campaña 'Ana se merece un monumento', cuyo objetivo es, efectivamente, que la concejala de Medio Ambiente de Madrid tenga una estatua en la capital.

"Se merece un monumento, un Goya, un Nobel de Literatura, un Príncipe de Asturias", aseguran, sin titubear, los promotores de esta iniciativa.

Si llegado a este punto no entiende las razones que llevan a unos vecinos de Madrid a exaltar así la figura de la mujer de Aznar, no se preocupe que no se ha vuelto loco: la petición es todo ironía. En realidad, detrás de esta acción está Ana Botella Crew (también conocido como 'ABC'), un colectivo de arte urbano que surgió para protestar contra el endurecimiento de las multas a los graffiteros en la capital.

"Un spam que nos iluminó"

Todo comenzó hace un año, cuando estos jóvenes les llegó la "cartita" del Plan de Limpieza 2009 hasta tres veces. "Consideramos que eso es spam... Un spam que nos iluminó", aseguran. Por aquel entonces, se comentaba que un equipo de grafólogos se iba a poner al servicio de la Policía para identificar los tags (firmas) que hay por la ciudad. "Decidimos darle su propia medicina para que los sabuesos anti graffiti la vayan (a Ana Botella) a buscar a su casa", explican. Así que se pusieron manos a la obra y estamparon la firma de la concejala por toda la ciudad.

Desde entonces, la rúbrica de Botella ha dado la vuelta al mundo, llegando incluso a la universidad de Georgetown: "Esta es la foto del trillón de euros. En la mismísima Universidad donde mi maridou pronunció en arameo su discurso en inglés", reza el pie de foto de la prueba del delito.

El destino ha querido que su última acción haya coincidido con el anuncio del Ayuntamiento de Madrid de que las multas a los graffiteros serán más altas, de hasta 3.000 euros. "Teníamos el proyecto listo y las circunstancias nos dieron el disparo de salida. Esto es un muy ortegaygassetiano, ¿no?", ironizan.

Así que imprimieron caretas con la imagen de la concejala y las colocaron en ocho míticas estatuas de Madrid. ¿El resultado? Ana rockera, Ana estudiante, Ana colegiala, Ana Venus, Ana poeta, Ana pensando, Ana en su faceta de escritora y Ana ayudando al medio ambiente.

Y si todavía no tiene claro por qué Ana Botella merece un momumento, el coletivo se lo aclara: "Por la subida de las multas (la multa por cruzar una calle con el semáforo en rojo -90 euros- es menor que la que ponen por pintar una pared) y porque sus frases, peras y manzanas y demás citas, son una joya del humor nacional".

Puedes seguirme en Twitter: @Nuksazi

Mostrar comentarios

Códigos Descuento