La gigantesca explosión registrada este domingo en una central eléctrica en construcción en Middletown, en el estado estadounidense de Connecticut, ha provocado al menos cinco muertos y una docena de heridos, según las cifras oficiales.

Un comunicado del alcalde de Middletown, Sebastián Giuliano, indica que se han confirmado cinco muertos y al menos doce heridos.

Aún hay varias personas en paradero desconocido, que podrían encontrarse entre los escombros de la central Kleen Energy Systems.

Alrededor de cincuenta trabajadores estaban en ese momento en el centro, según medios locales. La explosión se ha dejado sentir en 15 millas (24 kilómetros) alrededor de la planta. Una humareda negra se ha podido ver procedente de la planta accidentada, mientras varios helicópteros han evacuado a los heridos.

El siniestro ha ocurrido alrededor de las 11.30 AM (hora de EE UU, 16.30 hora peninsular española). La Policía procedió el perímetro donde tuvo lugar la explosión y decenas de ambulancias llegaron para atender los heridos.

Estallido de una tubería

Hasta el momento se desconocen los pormenores de la explosión, aunque una teoría apunta a que pudo estallar una de las tuberías de gas que alimenta la planta. El administrador de la misma, Gordon Holk, indicó que en el momento de la explosión los equipos llevaban a cabo una serie de operaciones para limpiar las tuberías.

Un cierto número de trabajadores, según declaró Holk a los medios locales, se encuentra en paradero desconocido y pueden hallarse entre los escombros. "Desarrollamos una operación de búsqueda y rescate", afirmó.