Una mujer usando su ordenador
Una mujer usando su ordenador. ARCHIVO

Una oficina del paro francesa propuso a una joven de París que llevaba dos años buscando empleo una oferta de trabajo que, bajo el epígrafe formal de "animadora de chat para adultos", resultó ser un puesto para hacer striptease por internet.

Se aceptan candidatos sin experienciaLa joven, cuyo nombre no ha sido desvelado, no podía dar crédito a lo que estaba viendo cuando descubrió que la citada oficina había incluido en su cuenta o sección de búsqueda de empleo la oferta.

"Animaciones de chats para adultos (mensajería rosa), trabajo de día o de noche. Se aceptan candidatos sin experiencia, la remuneración varía de 1.400 a 2.000 euros con primas y contrato indefinido", señala el anuncio recogido este viernes por el diario Le Parisien.

Tras la sorpresa inicial, la candidata en cuestión envió su currículo porque, según relata al periódico, "busco trabajo y animar un chat, aunque sea rosa, no exige una gran implicación".

No necesitaba teclado

Poco después recibió una llamada de teléfono en la que su interlocutor le precisó que no necesitaba un teclado para su nuevo trabajo pero sí un teléfono o una cámara para intercambios "picantes", que debería ponerse un "picardías", hacer "el tipo de cosas que se hace con una pareja" y, si el cliente aceptaba, hacer un striptease.

No obstante, para aclarar sus posibles temores, le dijo que los vídeos no se guardarían y que ni su familia ni amigos podrían reconocerla.

La joven, que no acudió a la entrevista en la sede de la empresa que, según ella, se presenta como especialista en telemárketing, se pregunta cómo una oferta de este tipo pudo llegar a un organismo del Estado.

La respuesta es muy simple, según un portavoz del servicio nacional que se encarga de ayudar a buscar empleo a los parados, quien subrayó que "no podemos rechazar un anuncio si es legal y no discriminatorio", dos criterios que se cumplían en este caso.