Vecinos de la Encarnación afirmaron hoy que el tiempo les está "dando la razón" en su rechazo al "engendro" de Metropol Parasol, proyecto que "ya se pensaba que iba a dar problemas e iba a ser muy costoso, además de que no pega para nada".

"Está pasando lo que esperábamos que pasara", afirmó en declaraciones a Europa Press el portavoz de la asociación de vecinos 'Entorno Regina', José Luis Cano, quien consideró que "se podría haber elegido otro tipo de proyecto en el concurso, que no fuera tan dañino ni tan costoso, y ya habría mercado y plaza pública".

Sin embargo, lamentó que "ahora sólo hay un engendro allí puesto", por lo que añadió que "muchos de los palmeros que estuvieron apoyando este proyecto, como fueron los comerciantes y placeros, se habrán venido un poco abajo, porque fueron de la mano del Ayuntamiento y en contra de los vecinos, por lo que también tienen su parte de responsabilidad".

"Tendremos que pagar más dinero todos los sevillanos y aquí no dimite nadie", sentenció Cano en referencia al incremento en 18 millones de euros más de la aportación municipal al proyecto, a lo que añadió que "dicen que no sabía, pues que dejen la política y se dediquen a otra cosa, porque se está hablando de dinero público".

Del mismo modo, lamentó que el Ayuntamiento "no habla con los vecinos, con la única asociación legalmente establecida en la zona, que es Entorno Regina, sino con varios que les ríen las gracias", por lo que consideró que "si no se han reunido antes, ahora con el rabo entre las piernas menos se van a reunir".

Asimismo, criticó el "cutrerío" con el que, a su juicio, se está llevando a cabo el proyecto, dado que "la plaza está siendo ocupada como un aparcamiento y los coches están reventando las losetas, ya hay algunas levantadas, cuando empiecen con lo demás van a tener que arreglar lo que ya está deteriorado".

"Es algo sin acabar, sin árboles, sin bancos ni nada y que están tomando los coches, nos hemos quedado sin plaza y sin nada, sólo el armatoste ahí puesto", insistió Cano, quien reiteró que "eligieron un proyecto faraónico que le va a costar el dinero a todos los sevillanos".

Por su parte, los comerciantes de la plaza de abastos de la Encarnación agradecieron a los ciudadanos de Sevilla que "sigan yendo al mercado" a pesar del estado en el que se encuentra y confiaron en que no surjan más problemas en la ejecución de Metropol Parasol.

El vipresidente de los placeros de la Encarnación, Domingo Alcantarilla, explicó a Europa Press que "no queda otra opción que tener paciencia" y reconoció la "buena voluntad" del Ayuntamiento de Sevilla para "solucionar el problema cuanto antes".

Por tanto, aseguró que están "contentos" ante el hecho de que "se han inyectado más dinero" al proyecto para su terminación, aunque admitió que están "más que desesperados, porque demasiado condescendiente y bueno es el público de Sevilla con el mercado de la Encarnación".

En este sentido, insistió en resaltar la importancia de que la gente "sigue yendo a comprar con todos los problemas que conlleva" y señaló el mal estado de las instalaciones, provisionales desde hace más de 30 años, a pesar de que "se intenta que esté lo más aseado posible".

"Vivimos con la ilusión de que vamos a tener un mercado digno y acorde con el siglo XXI", apuntó Alcantarilla, quien se refirió a la posibilidad planteada por el Consistorio hispalense de abrir el proyecto por parte, dando prioridad al mercado. "Parece que sería más factible, porque no habría tanto problema", añadió.

Además, reiteró que "no se puede decir que el Ayuntamiento no tenga ganas e interés en terminar la obra" y confió en que "no puede haber más problemas, porque no se pueden plantear ya más problemas en una obra".

Del mismo modo, el vicepresidente de los comerciantes de la Encarnación defendió el proyecto diseñado por el arquitecto alemán Jürgen Mayer, argumentando que "si se hubiera elegido otro, aunque hubiera sido más fácil, no sería de la envergadura de éste".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.