En declaraciones a Europa Press, el jefe del Ejecutivo explicó que planea pasar estas vacaciones en Cantabria, "de un lado para otro", y "tranquilo, dentro de lo que cabe", pero las comidas y las cenas especiales las hará "en casa".

Su deseo personal para 2010 es la salud, teniendo en cuenta que está pendiente de una posible operación. "La salud es importante en la vida. Nada es más importante; si no, no se puede trabajar, ni nada", expresó.

"Nos damos cuenta de lo importante que es cuando falta" dijo Revilla, quien considera que "lo demás es absolutamente secundario".

Para Cantabria, Revilla espera que 2010 sea el año en que se den los "primeros pasos" para "escalar lentamente" la salida de la crisis económica, después de que "lo peor", lo que llama la caída "al pozo", "ya ha pasado".

Por tanto, el presidente confía en que durante el año que viene se pueda iniciar la "escalada lenta" con el objetivo de "no caer más". De hecho, en el Gobierno se manejan datos, que podrían conocerse el día 31, y que arrojarían para el último trimestre "crecimiento cero" del PIB, al que luego le seguiría "alguna décima positiva".

Revilla admite que 2009 "ha sido un palo", con caídas en la actividad económica y en el empleo que, aunque en el caso de Cantabria han sido inferiores a la media nacional, en el desempleo han llegado a las 40.000 personas en paro, "algo terrible". "Hay que ponerse en su pellejo", aseveró el presidente, para quien el paro es "la mayor preocupación".

No obstante, el jefe del Ejecutivo regional valoró que durante este año a punto de terminar ha habido "proyectos importantes" en los que se han producido avances, como el de enseñanza del español en Comillas que, tras la firma de la financiación y la conclusión de la primera fase de la rehabilitación del Seminario Mayor, es una "realidad esplendorosa".

Revilla también recuerda que 2009 ha sido el año en que se acabó por completo la Autovía de la Meseta y se logró el "compromiso" del Gobierno central para la fecha de la primera piedra del AVE a Cantabria (el próximo mes de febrero, el tramo entre Palencia y Villaprobedo), junto a otra fecha para la primera piedra del AVE a Bilbao, ésta en 2011.

También valoró los buenos datos turísticos registrados en Cantabria, frente a la media nacional, y que el aeropuerto de Parayas cierre 2009 con unos 950.000 viajeros, "algo impensable antes" en el aeródromo santanderino, convertido en "uno de los aeropuertos más importantes de España".

Un problema que ha centrado la actividad del Gobierno a lo largo de 2009 y sobre el que se seguirá trabajando en 2010 es el de las sentencias de derribo en urbanizaciones de municipios de la costa de Cantabria.

Revilla reiteró que "no tienen ninguna culpa" quienes compraron las viviendas, que deberán recibir las correspondientes compensaciones, pero advirtió que el Ejecutivo "actuará dentro de la legalidad", remitiéndose a las declaraciones del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC), César Tolosa.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.