La Fundación Cajamurcia mantuvo durante 2009 su compromiso con la sociedad a través del apoyo a los colectivos más desfavorecidos, el impulso a la investigación y la docencia, el enriquecimiento de la oferta cultural de ciudades y municipios, y la recuperación del patrimonio histórico, artístico y natural. Para ello destinó en 2009 más de 35 millones de euros.

Atender las necesidades de mayores, enfermos, inmigrantes y niños constituye uno de los ejes centrales de la acción social que realiza la Fundación Cajamurcia.

En este sentido, mantiene convenios de colaboración con distintas asociaciones destinados tanto a financiar la creación de nuevas infraestructuras, realizar obras de mejora y acondicionamiento de los centros, fomentar programas de ayuda y actividades de cultura y tiempo libre, que se ofertan desde las diversas instituciones, según informaron a Europa Press fuentes de la Fundación.

En la actualidad, presta apoyo a la práctica totalidad de las asociaciones de la Región de Murcia, dedicadas a atender a los colectivos más vulnerables y desfavorecidos.

Ejemplo de estas actuaciones son los acuerdos que mantiene con el Patronato Jesús Abandonado; la Fundación Solidaridad y Reinserción Proyecto Hombre; las federaciones de familiares y enfermos de Parkinson y Alzheimer; la Asociación de Anorexia y Bulimia; la Asociación de Personas con Autismo y otros trastornos; la Asociación Española Contra el Cáncer; la Fundación Española para la Lucha contra la Leucemia; la Fundación Casa de Acogida de Enfermos de SIDA; el CEPAIM -Consorcio Estatal de Entidades para la Acción Integral con Migrantes-; UNICEF; Assido; Fundown; Cáritas Diocesana; Cruz Roja o la asociación de payasos de hospital Pupa Clown.

Dentro de las actuaciones más importantes que se realizan dentro del área social, destaca la creación de una red de viviendas solidarias a las que ha destinado cuatro millones de euros.

Esta red está compuesta por un total de 38 inmuebles, repartidos entre la Región de Murcia -donde se ubican 20- y los otros 18 en la Comunidad Valenciana.

El proyecto de creación de viviendas solidarias obedece al compromiso de la entidad de ofrecer respaldo a los colectivos sociales más desfavorecidos. De este modo, las viviendas, que la Obra Social de Cajamurcia cederá durante un período de cinco años prorrogables, podrán ser ocupadas por familias en situaciones de especial vulnerabilidad.

En 2009, la Fundación Cajamurcia incrementó el presupuesto destinado a esta área en cerca de un 34 por ciento, con respecto a la inversión del año anterior superando los 13 millones de euros.

Apoyo a la investigación

Asimismo, la Fundación Cajamurcia consideró que el apoyo a la docencia y la investigación es una de las claves para responder a los desafíos de la sociedad actual. Por eso, mantiene convenios con las universidades de Murcia, Elche, Almería y Alicante, la Universidad Católica San Antonio, la Universidad Nacional de Educación a Distancia, la Fundación Universidad y Empresa de Murcia, y las Politécnicas de Valencia y Cartagena.

Este programa, que la Fundación Cajamurcia desarrolla desde 1996, se ha ido ampliando a nuevas instituciones universitarias y dotando cada vez de un mayor presupuesto, con la finalidad de ofrecer a los jóvenes una oportunidad para mejorar su desarrollo profesional, a través de una formación de calidad. En total, durante estos años se han concedido 117 becas.

En total, la Fundación Cajamurcia destinó al Área de Docencia e Investigación en 2009 más de tres millones de euros.

En materia Protección del medio ambiente y la biodiversidad, la Fundación Cajamurcia lleva a cabo diversas actividades, a través de programas como 'La Cultura del Agua'. Igualmente, entiende que la conservación, recuperación y dinamización del Patrimonio Cultural contribuye a reforzar las señas de identidad, además de actuar como motor de nuevas actividades económicas.

En este contexto, ha colaborado en los trabajos de restauración de monumentos emblemáticos en Murcia, Cartagena, Lorca, Caravaca, Elche, Villena y Vélez Rubio, entre otras muchas ciudades.

Durante 2009, Cartagena se ha configurado como principal referente turístico en la Región, gracias sobre todo a la inauguración del Museo y de la apertura del Teatro Romano -que tuvo lugar el pasado año- y en cuya rehabilitación ha tenido una importante participación la Fundación Cajamurcia.

Igualmente, también ha intervenido en la restauración del Casino de Murcia una de las más destacadas obras monumentales de las que dispone la capital y que se encuentra ya abierto al público desde el pasado mes de noviembre.

En los capítulos destinados a la conservación y promoción del patrimonio histórico y natural, la Fundación Cajamurcia ha empleado cerca de cuatro millones de euros.

Grandes exposiciones

Otro de los grandes objetivos de la Fundación Cajamurcia es facilitar el acceso a una oferta cultural y educativa de calidad. La Fundación Cajamurcia mantiene una amplia programación de exposiciones de artes plásticas entre las que destacan 'París hace 100 años' que exhibió en Murcia una colección del Petit Palais de Ginebra, o la última De Isidoro Máiquez a Julián Romea, dirigida a dar a conocer todo lo relacionado con el mundo del teatro decimonónico a través de dos de sus máximos representantes en la Región.

De igual modo, la Fundación ha colaborado en la organización de exposiciones destacadas como la celebrada en el Museo Arqueológico de Alicante, 'La Belleza del Cuerpo. Arte y Pensamiento en la Grecia Antigua', con piezas del British Museum.

Esta exposición incluía 'El Discóbolo' de Mirón, como una de sus piezas más destacadas y con ella el MARQ se ha convertido en el museo más visitado de España durante este año.

En su labor de promoción y desarrollo cultural, la Fundación Cajamurcia continúa organizando grandes festivales como la Semana Grande de Cajamurcia, Fotoencuentros, Navidad con Cajamurcia, Cultural Sacro y Festival Belluga, citas ya ineludibles en el panorama cultural.

Consulta aquí más noticias de Murcia.