El ex conseller de Turismo y ex vicepresidente del Consell de Mallorca, Miquel Nadal, se enfrenta a los presuntos delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y tráfico de influencias por su supuesta implicación en el caso Maquillaje, tal y como aseveró hoy el fiscal anticorrupción Juan Carrau durante la comparecencia que Nadal efectuó ante el juez instructor de la causa, y donde el encausado rechazó estas imputaciones por estar basadas, subrayó, en un informe de la Agencia Tributaria (AEAT) "previo y somero".

Así lo expuso durante su comparecencia ante el magistrado del Juzgado de Instrucción número 2, Juan Ignacio Lope Sola, el fiscal y los numerosos abogados personados en la causa, donde respondió a los indicios delictivos formulados por el Ministerio Público en la vista aseverando que el fiscal "no hace más sino seguir el informe elaborado por la AEAT, previo y somero", basado "esencialmente" a su vez en informes emitidos por la Sindicatura de Cuentas y "prescindiendo por completo de documentación y explicaciones aportadas que desacreditan por completo el informe de Hacieda".

Durante la comparecencia, Carrau defendió que el imputado, asistido por Josep Zaforteza, ha incurrido en un delito de prevaricación por intervenir en la contratación "irregular" de la productora Studio Media cuando ostentaba el cargo de vicepresidente del Consell, mientras que habría cometido los de malversación y tráfico de influencias, entre otros motivos, por haber intervenido en hacer posible el pago a esta empresa audiovisual "por servicios que no habían sido prestados".

Asimismo, la Fiscalía postula que Nadal facilitó a su presunto testaferro, Miquel Sard -quien también declaró hoy como imputado-, la adquisición de participaciones de la productora Vídeo U mientras que, posteriormente, intervino en el otorgamiento de subvenciones por valor "muy superior" al millón y medio de euros a esta empresa "con pleno conocimiento de que Sard había adquirido participaciones de la misma".(

Habrá ampliación)