La organización terrorista internacional Al Qaeda dejó ayer a un lado su hostilidad al régimen del presidente pakistaní, el general Musarraf, e instó a los musulmanes a ayudar a los damnificados por el terremoto en Cachemira, al norte de Pakistán.

En un vídeo divulgado por la televisión qatarí por satélite Al-Yazira, el considerado número dos de la organización, el doctor egipcio Ayman al-Zawahri, conminó a todos los seguidores del Islam a “ser solidarios con un pueblo que ha sufrido la mayor hecatombe de su historia reciente”.

-Nuevo terremoto. Pakistán aún no se ha recuperado del anterior seísmo, y ayer otro, de 5,9 grados en la escala de Richter, sacudió Islamabad y Rawalpindi y la Cachemira paquistaní.