Pinochet pierde la inmunidad

La Corte Suprema de Chile ha ratificado el desafuero de Augusto Pinochet, por lo que podrá ser juzgado por evasión tributaria y otros delitos de corrupción. Esta decisión es definitiva, y contra ella no cabe recurso.
Augusto Pinochet
Augusto Pinochet

Así lo informaron, extraoficialmente, dos magistrados de la Corte Suprema, al término de una reunión del plenario del máximo tribunal, en la que se analizó el caso, una semana después de los alegatos de las partes.

Un portavoz de la Corte Suprema dijo que, por el momento, no se divulgarán los detalles de la resolución, debido a que los jueces votaron por separado cada una de las imputaciones que se levantaron en contra del general Pinochet.

El máximo tribunal chileno autorizó la apertura de una investigación sobre eventuales delitos cometidos por Pinochet en declaraciones de impuestos incompletas y la manipulación de su declaración de bienes ante notario al retirarse de la presidencia de Chile, en 1990.

También visó su desafuero por falsificación de pasaportes y documentación fiscal de la Subsecretaría de Guerra para acreditar ingresos.

Al mismo tiempo, desestimó las presuntas acciones tendentes a eludir el embargo de sus bienes decretado por el juez Baltasar Garzón en 1998, cuando estaba detenido en Londres.

Una pequeña fortuna oculta

Se calcula que la fortuna oculta del ex dictador asciende a 14 millones de euros
Pinochet está acusado de cometer
fraudes tributarios por más de 8,6 millones de dólares desde 1980, y se calcula que su
fortuna
no explicada asciende a unos
14 millones de euros (17 millones de dólares), que fueron detectados en operaciones de varias cuentas bancarias en el exterior.

Antes de ser procesado o detenido, Pinochet debía perder su inmunidad, que los tribunales le habían retirado varias veces, aunque nunca había sido ratificado, como hoy, de manera definitiva.

Libre de los crímenes de la Operación Cóndor

Hace algo más de un mes, Augusto Pinochet evadió el juicio por los crímenes de la llamada Operación Cóndor, una maniobra de las dictaduras del Cono Sur para el exterminio de sus opositores durante la década de los 70.

También evitó la acción de la Justicia en relación a los asesinatos de la caravana de la muerte, aunque no ha podido evitar, de momento, que siga el proceso en en conocido como Caso Colombo, que encubrió la desaparición de 119 opositores en 1975.

El ex dictador gobernó con mano de hierro entre 1973 y 1990, después de un sangriento golpe de estado que derrocó al presidente socialista Salvador Allende. En ese período más de 3.000 personas murieron o desaparecieron víctimas de la violencia política o en manos de los organismos represores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento