Marruecos no podrá controlar la inmigración sin ayuda de la UE, según la Comisión Europea

Marruecos "no puede mantener por mucho tiempo" el esfuerzo que está desarrollando para controlar a los inmigrantes ilegales que tratan de entrar en Ceuta y Melilla, a menos que haya una "asistencia sustancial" por parte de la Unión Europea.
Una manifestación a favor de los inmigrantes en Granada (EFE).
Una manifestación a favor de los inmigrantes en Granada (EFE).
EFE

Esta es una de las principales conclusiones del informe definitivo de la misión técnica que la Comisión Europea envío la semana pasada a Marruecos y a las ciudades españolas fronterizas de Ceuta y Melilla para evaluar la situación sobre el terreno y que se hizo público el miércoles.

Según los expertos, "será difícil para las autoridades marroquíes continuar con la aplicación de esta política en el caso de que Marruecos sea visto por su opinión pública como el único actor serio en la lucha contra la inmigración ilegal, mientras que otros (UE, Argelia y los países subsaharianos) permanecen menos implicados".

El informe considera que tanto Marruecos como España "están realizando serios esfuerzos
El informe considera que tanto Marruecos como España "están realizando serios esfuerzos para controlar este fenómeno, pero hay una urgente necesidad de que la UE proporcione asistencia sustancial" y a largo plazo.

"Es necesario reconocer que la inmigración ilegal es un problema verdaderamente europeo. Los inmigrantes que llegan al territorio español se moverán, en muchos casos, a otros Estados miembros y ninguna política de un sólo Estado será suficiente", agrega.

Las vallas -por muy altas que sean- no pararán, bajo ninguna circunstancia, a las personas desesperadas
En este sentido, hace hincapié en que "los trágicos acontecimientos de Ceuta y Melilla dejan claro que las vallas -por muy altas que sean- no pararán, bajo ninguna circunstancia, a las personas desesperadas que intentan entrar en territorio de la UE".

La ayuda de la UE debería incluir, según los expertos, una asistencia y cooperación intensificada con Marruecos; el lanzamiento de un diálogo con Argelia y el urgente desarrollo de una política de inmigración global para los principales países de origen y tránsito en el Africa subsahariana.

La urgencia de esta ayuda está demostrada además por la presencia de 30.000 subsaharianos y unos 400 marroquíes que esperan en Marruecos y Argelia para entrar en Ceuta y Melilla.

La presión migratoria se incrementará

Estos datos son una "clara indicación de que la alta presión migratoria hacia las fronteras externas (de la UE) se incrementará a corto plazo". Uno de los principales problemas es que el diálogo y la cooperación con los países subsaharianos de origen es "muy débil o inexistente", con la excepción de Nigeria.

Las mafias de tráfico de seres humanos cada vez son más violentas
A eso se añade el aumento
de bandas de traficantes de seres humanos, cada vez "más profesionales y violentas", lo que está causando "grave sufrimiento humano".

En cuanto a la situación de las personas que logran pasar la frontera, el informe destaca "el enorme esfuerzo" que está realizando España para proporcionar asistencia humanitaria a los heridos en las recientes avalanchas masivas en Ceuta y Melilla.

Más de 10.000 inmigrantes intercepados en 2004

En 2004, España interceptó 10.042 inmigrantes irregulares, en su mayoría subsaharianos, que viajaban en pateras, mientras que Marruecos detuvo a 26.605, frente a los 36.344 del año anterior.

En estas avalanchas los inmigrantes ilegales han aumentado el uso de las fuerza física y se han producido algunos muertos, hechos que están siendo investigados por las autoridades judiciales españolas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento