Suspendido el jucio contra un presunto criminal nazi.
Policías y paramédicos sacan a John Demjanjuk de la dependencias de la Audiencia de Múnich, Alemania. Tobias Hase / EFE

La Audiencia Provincial de Múnich acordó este jueves suspender temporalmente el juicio contra el presunto criminal nazi John Demjanjuk, imputado por la muerte de 27.900 judíos en el campo de exterminio de Sobibor, por enfermedad del acusado.

Demjanjuk tiene síntomas de sufrir una infecciónEl presidente del tribunal, el juez Ralph Alt, comunicó está mañana que Demjanjuk, de 89 años y origen ucraniano, tiene síntomas de sufrir una infección.

"Se queja de dolores de cabeza y de articulaciones", explicó el juez, quien informó de que un médico penitenciario ha determinado que el acusado no puede ser trasladado a la sala del juicio y debe reposar.

El proceso contra Demjanjuk, entregado a Alemania por EE UU el pasado mes de mayo, es previsiblemente el último gran juicio por crímenes del nazismo y del Holocausto, dada la avanzada edad tanto de los supervivientes como de sus verdugos.

Los hijos de Demjanjuk alegaron que el juicio será una tortura física y psíquica para su padreDe nada sirvieron las alegaciones de los hijos, según los cuales el juicio será una tortura física y psíquica para su casi nonagenario padre, quien además siempre afirmó haberse visto obligado a ejercer de guarda, so pena de ser ejecutado.

Demjanjuk se salvó tras cinco años en el corredor de la muerte, al aparecer documentos de la KGB, según los cuales su identidad no correspondía a la del llamado 'Ivan el Terrible' de Treblinka.

Dos décadas después de aquella primera condena, la fiscal alemana Barbara Stockinger fundamenta sus cargos en un carné identificativo de las SS, con el número 1393, según el cual Demjanjuk sirvió en Sobibor como Trawniki.

Las 27.900 muertes que se le imputan corresponden a presos judíos gaseados en Sobibor, en los seis meses en que ejerció de guardián voluntario en ese campo, documentados con nombres y apellidos.