Un total de 21 personas han sido decapitadas este lunes por hombres armados en el sur de Filipinas por una aparente disputa política relacionada con las candidaturas a las próximas elecciones legislativas, informaron fuentes militares.

Entre 50 y 100 hombres armados irrumpieron a media tarde (hora local) en una oficina de la Comisión Electoral en la provincia de Maguindanao e introdujeron a las víctimas a punta de pistola en tres furgonetas, según el coronel Jonathan Ponce, portavoz del Ejército filipino en la isla de Mindanao.

El Gobierno ha declarado el estado de excepción en esta provincia sureña. "Debe terminar esta violencia sin sentido (...) todo el mundo debe ser desarmado", ha afirmado el asesor presidencial Jesús Dureza, quien había recomendado poco antes al Ejecutivo la adopción de inmediata de la medida de emergencia.

Abogados y periodistas

Poco después, un grupo de soldados desplegado para perseguir a los secuestradores halló los cadáveres sin cabeza de trece mujeres y ocho hombres.

Los agresores querían evitar que un político se presentara a las elecciones locales Varios de los muertos son abogados y periodistas y entre ellos también se encuentra la mujer y otros familiares de Ibrahim Mangudadatu, vicealcalde de la ciudad de Bulsuan en la provincia de Maguindanao y aspirante a gobernador.

Las emisoras locales aseguraron que los pistoleros son sicarios a sueldo de Unsay Ampatuan, alcalde de Buluan y jefe del clan rival de Mangudadatu. Al parecer, los esbirros de Ampatuan querían impedir que Mangudadatu presentara su candidatura a gobernador.

Un lugar muy peligroso

Sucesos de este tipo son habituales en Filipinas, donde las disputas políticas se solucionan a tiros y los responsables suelen eludir a las fuerzas de seguridad, especialmente en las provincias más pobres.

El sur de Mindanao es uno de los lugares más peligrosos de Asia por la proliferación de asesinatos por encargo y secuestros llevados a cabo tanto por organizaciones terroristas como por bandas criminales a sueldo de alcaldes y gobernadores, y la violencia se incrementará a medida que se acerque la fecha de los comicios.