Marisa Mainar defiende "firmemente" la inocencia de su hermano en el crimen

  • Este martes declararon 19 testigos en la sexta jornada del juicio por el asesinato del alcalde de Fago.
  • Muchos testigos se mostraron contrarios a la gestión del alcalde asesinado, al que alguno llamó "tirano".
  • El proceso concluirá, previsiblemente, el miércoles.

Diecinueve testigos declararon este lunes en la sexta jornada del juicio por el crimen del alcalde de Fago, Miguel Grima, que se celebra en la Audiencia de Huesca con un único imputado, el guarda forestal y ganaderoSantiago Mainar.

Marisa Mainar, hermana del único imputado, defendió "firmemente" la inocencia de Santiago Mainar y aseguró que "jamás" ha visto en él un sentimiento de pesar o una palabra sospechosa que le hiciera intuir que escondía algo.

Muchos de los testigos que declararon se mostraron contrarios a la gestión del alcalde asesinado, a quien alguno llegó a llamar "tirano".

Marisa Mainar describió a su hermano como una persona muy culta, muy idealista, muy solidaria, siempre dispuesto a ayudar a la gente. También opinó que Grima era una persona muy irascible e intolerante, por lo que tenía muchos problemas con los vecinos, aunque no personales.

Ambiente de hostilidad

Recordó que su hermano, en algunas ocasiones, había dicho que Grima tenía tantos problemas con la gente que consideraba que la situación "iba a acabar en una tragedia" y el alcalde en alguna "cuneta", aunque insistió en que su hermano nunca tuvo problemas personales con nadie.

Respecto a la declaración inculpatoria de su hermano, a su juicio quizá no midió la trascendencia de lo que estaba haciendo.

Los testigos que han declarado este martes han dejado de manifiesto el ambiente de hostilidad que había en el pueblo.

Uno de ellos, Miguel Ángel Puyo, reconoció que se alegró en cierta manera e incluso sintió "cierto confort" al enterarse de la muerte del alcalde, aunque "no de las circunstancias" en las que ésta se produjo, y, aunque a preguntas del fiscal dijo que no es justificable pegar una paliza a nadie, comentó que a veces "puede no quedar otro remedio". La respuesta del fiscal fue: "Su sentido democrático de la vida me alucina".

Varios testigos coincidieron en relatar que cuando Grima accedió a la alcaldía su forma de actuar cambió y se volvió muy estricto, lo que le llevó a perder muchas amistades.

También declaró la ex mujer de Santiago Mainar, María Rosa Otal, quien no conocía el enfrentamiento de Miguel Grima y su ex marido porque ella se fue de Fago en 1992, pero dijo que el único acusado es una persona con "las ideas muy claras de lo que quería ser y quería conseguir. Inteligente, activa y no rencorosa".

A preguntas del abogado de la familia, Enrique Trebolle, varios testigos, todos críticos con la gestión del edil, reconocieron que cenaron juntos en Fago este fin de semana con el médico vasco Iñaki Bidegaín y su mujer, únicas personas que se cruzaron con el supuesto asesino poco después de haberse cometido el crimen y que ya declararon en sala la pasada semana.

Tras las declaraciones que el martes harán los peritos aportados por la defensa, está previsto que el juicio concluya el próximo miércoles con la lectura de los informes definitivos de la defensa y del fiscal y las acusaciones, que piden 21 años de prisión para Mainar por asesinato y tenencia ilícita de armas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento