Iñaki Bidegain
Iñaki Bidegain, el médico de Fago que se cruzó con el supuesto asesino de Fago en la noche de autos, en su llegada a la Audiencia de Huesca. Alvaro Calvo / EFE

La segunda jornada del juicio por el asesinato del alcalde Fago, Miguel Grima, concluyó tras prestar declaración 19 testigos. Probablemente el que aportó un testimonio más importante fue el médico Iñaki Bidegain, quien ha dicho que la persona que vio en el lugar del crimen, al parecer poco después de que se produjera, la noche del 12 de enero de 2007, no era el guarda forestal Santiago Mainar, que en la primera jornada del proceso reiteró su inocencia.

Bidegain no "tenía la completa seguridad"El médico, que tiene una segunda residencia en Fago, ha admitido que "siempre es posible una distorsión", pero que la persona que vio esa noche, en la carretera que une Majones con Fago, en el coche de Miguel Grima no era el guarda forestal, y ha insistido en que su percepción entonces fue "clara y definida".

Una voz "ronca, tomada por un catarro", al preguntar qué pasaba, le respondió que nada y que siguiera su camino, ha relatado ante el tribunal, para matizar que el encuentro duró segundos y que continuaron viaje hacia Fago.

Era una persona alta, de 1,80 metros, delgada, con tez oscura, de cara alargada y rasgos redondeados, ha precisado este médico, quien ha insistido que no creía que fuera Mainar, aunque "no tenía la completa seguridad", ya que llevaba un frontal con una linterna, por lo que había una zona de la cara que no se veía bien.

El médico, quien ha rechazado que liderara el grupo de vecinos que se oponían a Grima, ha reconocido que en la reconstrucción de los hechos con la Guardia Civil y la autoridad judicial se dio cuenta de que era "imposible" reconocer a la persona con el frontal.

El líder de los "enemigos de Miguel"

Para la mujer del alcalde asesinado, Celia Estalrich, que también prestó declaración en la jornada de ayer, este médico, que es psiquiatra, era la persona que lideraba a los "enemigos de Miguel", con los que se reunía en su casa, y que acosaban a su marido.

Consulta aquí más noticias de Huesca.