A partir de enero los sevillanos podrán volver a comprar el bonobús sin transbordo, aunque un 7,6% más caro que en 2004. Costará 4,20 euros, frente a los 3,90 que costaba. La subida, explica Tussam, se debe a la aplicación doble del IPC (de 2004 y de 2005).

La Federación de Consumidores Facua, por su parte, la califica de «excesiva». No la ven razonable porque los usuarios ya han visto perjudicadas sus economías durante 2005, con el aumento del 28% al tener que comprar el bono con transbordo.

No obstante, los bolsillos de los sevillanos no sufrirán finalmente el tarifazo. Tras las numerosas críticas, Tussam ha retirado la propuesta de subida del 11,3% de media. Al final, los precios se incrementarán un 3,3%, el IPC.

La renuncia a aumentar las tarifas por encima del IPC obliga a la empresa a buscar más viajeros. Para ello, Tussam aumentará su velocidad comercial y la garantía y fiabilidad del servicio el próximo año.

De las once modalidades de títulos de viaje, seis mantendrán intactos sus precios. El resto aumenta entre poco más de un 4% y un 3%.

Así, el bonobús con transbordo subirá por debajo del IPC: un 3% (5,15 euros) aunque sólo permitirá el transbordo durante una hora, y no dos como este año. La tarjeta mensual será un euro más cara (sube el 4,3%). El billete univiaje al aeropuerto aumenta su precio un 4,3% y la tarjeta del mes para el aeropuerto un 3,5% (será 1,10 euros más cara).

En cambio, el univiaje,  servicios de Feria y especiales, siguen en un euro. La tarjeta de la 3ª edad y pensionistas, mayores de 60 años, seguirán siendo gratuitas. Tampoco se modifican las turísticas.