Kate Moss
La modelo posa para una campaña de publicidad. REUTERS

La modelo preparó una fiesta de cumpleaños para una amiga de su hija, y la temática no fue otra que el mundo de la moda. Kate enseñó a su hija y a la amiga cómo mover las caderas y de qué forma mirar para desfilar adecuadamente. Ahora las dos niñas quieren dedicarse al mundo de las pasarelas.

Ante el cumpleaños de Iris, la hija de una amiga de Kate Moss, Sadie Frost, la modelo pensó en una idea original para celebrar la fecha. Y se le ocurrió organizar una fiesta con una temática especial, el mundo de la moda y las pasarelas. Para que ese día estuvieran deslumbrantes, Kate enseñó a su hija Lila Grace y a la amiga de ésta, Iris, cómo debían balancear las caderas para caminar adecuadamente por la pasarela. También les mostró cómo hacer para mirar como diciendo "paso de todo".

Todas las niñas que acudieron a la fiesta querían ser como Kate

Según fuentes del diario británico MailOnline, "todas las niñas que acudieron a la fiesta querían ser como Kate. Ella les llevó ropa para que se probaran; y ellas se maquillaron y peinaron especialmente para la celebración".

Parece que la idea de Kate fue un éxito, y sus lecciones inolvidables, pues tras sus clases de modelaje tanto Lila Grace como Iris aseguraban saber cuál les gustaría que fuera su profesión futura: ambas tienen pensado ser modelos.

Kate, quien actualmente tiene una relación con el guitarrista de The Kills, Jamie Hince, tampoco reparó en gastos para el séptimo cumpleaños de su hija Lila Grace. Al parecer pasó semanas preparando una fiesta de karaoke. "Está tirando la casa por la ventana para hacer que ese día sea realmente memorable para su hija. Se trata de una fiesta de karaoke y Kate está deseando que llegue el momento para cantar a grito pelado", aseguraron fuentes del momento