'Génesis', de Robert Crumb
Adán y Eva, en la novela gráfica 'Génesis', de Robert Crumb (La Cúpula).

Miguel Ángel, Durero, Rembrandt, Gustave Doré... La Biblia, el libro más vendido de todos los tiempos, ha sido fuente de inspiración para grandes artistas a lo largo de los siglos, pero nadie se había atrevido a plasmarlo de una forma tan literal, debido a lo 'impúdico' de algunos pasajes incluidos en esta obra sagrada.

Las hijas de Lot emborracharon a su anciano padre para acostarse con él y que las dejara embarazadasTodos sabemos que Caín mató a su hermano Abel, pero pocos saben que las hijas de Lot emborracharon a su anciano padre para acostarse con él y que las dejara embarazadas. O que Dios mató a Onán por "derramar su semilla en la tierra" en vez de tener hijos con la viuda de su hermano. O que Judá se acostó con su nuera tomándola por una prostituta. O que era costumbre aceptada tener dos mujeres o tomar a una esclava para asegurarse la descendencia.

La firme mano de Robert Crumb, controvertido padre del cómic underground, no ha temblado a la hora de dibujar hechos que durante mucho tiempo se han tenido por 'escandalosos' en las sociedades puritanas.

Durante cuatro años ha trabajado obsesivamente con la voluntad de mantenerse lo más fiel posible al volumen original y "respetar un texto tan venerable", que no sagrado, pues declara su creencia en que el Génesis no es "la palabra de Dios", sino la compilación de "historias y leyendas tribales" elaborada por la casta sacerdotal hebrea en el periodo babilónico (600 a. C.).

No busco ofender. Dibujo lo que hayInvestigando en fuentes como la Torá, la traducción de Robert Alter de Los cinco libros de Moisés y la King James Bible, Crumb ha añadido a su obra un extenso apartado crítico con notas y comentarios. También se ha documentado en el apartado visual, con el fin de hacer la novela gráfica más verídica.

'Génesis', de Robert CrumbEl resultado final, titulado Génesis, vio la luz en español la semana pasada, editado por La Cúpula.

Para su adaptación a la lengua de Cervantes, los editores han acudido a la traducción del Génesis en hebreo realizada por Eloíno Nácar Fuster y Alberto (Biblioteca de Autores Cristianos).

"No busco ofender –aseguraba Crumb en una entrevista concedida al diario inglés The Guardian en marzo de 2005–. Yo sólo voy a dibujar lo que está allí. Es sorprendente lo que se encuentra en la Biblia cuando la lees realmente a fondo".


Robert Crumb, el transgresor pervertido

Robert CrumbFue un niño tímido y flacucho lleno de obsesiones sexuales.

Su fanzine Zap Comix, parido en plena ebullición de la psicodelia (San Francisco, 1968), marcó el comienzo de la era underground del cómic.

Personajes como Mr. Natural (creado a partir de un mal viaje con el LSD), el Gato Fritz (llevado al cine en 1972, en la primera película de dibujos animados clasificada X), Yetti o Angelfood McSpad se erigieron en iconos de la contracultura hippie.

Robert Crumb abordaba sin tapujos el sexo y la crítica política, lo que resultó transgresor y ofensivo. Fue llevado a los tribunales por obscenidad y por tratar el incesto. Las feministas acusaron su obra de pornografía misógina, degradante e inmadura.

En 1991 dejó EE UU por Aveyron, un pequeño pueblo del sur de Francia donde vive hoy, apaciblemente, con su segunda mujer.

BIO. Robert Crumb nació en Filadelfia (Pensilvania), el 30 de agosto de 1943. Era uno de los cinco hijos de un militar de carrera y creció en un ambiente católico y conservador.


Otras viñetas del libro sagrado

Robert Crumb no ha sido pionero en su iniciativa: el primer cómic bíblico es del siglo XIV. Según los expertos, la Biblia de Velislav (Biblioteca Nacional de Praga), con sus 200 páginas y más de 700 ilustraciones, constituye el primer cómic del mundo. En una época en la que pocos sabían leer, se optó por narrar la historia bíblica en imágenes para que todos pudieran entenderla.

Ya en 1978, la editorial Bruguera publicó la Biblia en formato historieta con el fin de difundirla entre los jóvenes. Otras editoriales como SM (1982), Montena, (1983) y Plaza & Janés (1987) hicieron lo propio.

La versión más irreverente corrió a cargo del dibujante de El Jueves José Luis Martín (La biblia contada para pasotas). Y el último furor es la Biblia manga, del británico-nigeriano Siku, donde Moisés o Jesús se convierten en superhéroes de estética nipona. Ha vendido más de 30.000 ejemplares en el Reino Unido.