Principales bancos españoles.
Algunos de los principales bancos españoles. ARCHIVO

La banca española se enfrenta a un nuevo aluvión de demandas judiciales por los productos vendidos a sus clientes para blindarse frente a las subidas de tipos de interés, que les han acarreado abultadas pérdidas en un entorno económico con el precio del dinero en mínimos históricos.

Desde que en abril de 2003 un Real Decreto obligara a la banca a ofrecer instrumentos para que los contratantes de hipotecas a tipo variable se cubrieran ante el aumento de tipos, las entidades han comercializado los llamados "swaps", que están generando multitud de reclamaciones al Banco de España y han llegado ya a los tribunales.

"Son productos de permuta financiera que permiten que el cliente no pague más de un determinado tipo de interés por mucho que suba el precio del dinero, pero que no le dejan beneficiarse cuando baja", explica el abogado Juan Ignacio Navas.

Entre las entidades que más comercializaron estos productos, el Banco Santander, BBVA y La Caixa

El letrado del despacho Navas & Cusí, que prepara una treintena de demandas, critica que los bancos y cajas no informaron de las desventajas de estos productos y sus elevados costes de cancelación.

Para el abogado y profesor de Derecho Bursátil de la Universidad Carlos III, Fernando Zunzunegui, este problema podría tener más implicaciones para la banca que el caso Lehman Brothers, ya que ha llegado a amenazar la continuidad de muchas empresas.

Entre las entidades que más comercializaron los swaps, bien a pymes o bien a particulares, figura el Banco Santander, Caixa Galicia, Banc Sabadell, Bankinter, BBVA, La Caixa, Caja Madrid o Caixa Sabadell. Varias se han enfrentado ya al rasero de los tribunales, que en algunos casos les han condenado a compensar a los afectados y en otros han validado la correcta comercialización de los productos.