Tirarán parte de un edificio porque quita el sol a otros

Vecinos de una finca de Sants se han quedado sin vistas por la construcción
de un altillo y los técnicos del Ajuntament ordenan que se derribe el muro.
Manuel Brito, en su casa del barrio de Sants, con la ventana tapada por un muro.
Manuel Brito, en su casa del barrio de Sants, con la ventana tapada por un muro.
Manolo S. Urbano

Las irregularidades en la construcción de un edificio en la calle Canonge Pibernat, número 11, en Sants, ha propiciado la crispación de los vecinos. Uno de ellos, Manuel Brito, que vive en el tercer piso de la finca colindante, tiene ahora las vistas del comedor tapadas por un muro.

El afectado, con informedel arquitecto en mano, asegura que la construcción sobrepasa el volumen y la altura permitidos. «Es un peligro constante, el constructor ni siquiera ha utilizado paredes maestras», añade Brito.

Inspección municipal

Debido a las quejas vecinales, el Ajuntament ha llevado a cabo inspecciones. La primera, en octubre de 2002, indicaba la suspensión de obras porque no se ajustaban a la licencia.

Un año más tarde, otro informe pericial recogía más deficiencias.

Hoy en día la finca está acabada. Pero los técnicos municipales han decido que «se tendrá que derribar de forma parcial el altillo» y  «no se podrá utilizar como vivienda».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento