Un empleado de una empresa de transporte mató este viernes con una escopeta de caza a su jefe y al hijo de éste en la periferia de la ciudad de Toulouse, al sur de Francia, informó la emisora RTL.

El crimen aconteció después de que el empleado, que había dimitido, sostuviese una discusión con su superior sobre la forma de salida de la empresa. Otros trabajadores intentaron en vano frenar al homicida, quien fue arrestado por la Policía.

La empresa, dedicada al transporte, es una subcontrata del grupo UPS y se encuentra ubicada en la zona industrial de Fondeyre, al norte de Toulouse.