Roman Polanski
El director de cine Roman Polanski, en un rodaje. 20MINUTOS.ES

Samantha Geimer, víctima del caso Polanski, pidió este lunes a un tribunal estadounidense que retire los cargos contra el cineasta por las consecuencias negativas que estaba teniendo en su vida actual, informó el diario Los Ángeles Times.

Geimer acudió hasta la Corte de Apelaciones en Los Ángeles que revisa la situación judicial de Roman Polanski para intentar conseguir que los magistrados desestimen los cargos que pesan sobre el cineasta desde 1977 cuando fue denunciado por abusar sexualmente de ella.

Desde el arresto de Polanski, Geimer ha recibido 500 llamadas de reporterosEl realizador ganador de un Óscar por El pianista (2002) se declaró culpable en 1978, pero se dio a la fuga antes de que finalizara el procedimiento judicial.

Su reciente apresamiento en Suiza, donde continúa retenido a la espera de la extradición a EE UU, volvió a llevar a Geimer a los medios de comunicación lo que ha tenido consecuencias en su salud así como en su vida laboral "con la posibilidad real de que Samantha pudiera perder el trabajo", afirmó su abogado Lawrence Silver.

Desde el arresto de Polanski, Geimer ha recibido 500 llamadas de reporteros de lugares como Alemania, Israel o Japón, ha sido requerida por los principales programas de televisión de EE UU y los paparazzi han cercado su domicilio en Hawai. Incluso le han llegado a ofrecer regalos a cambio de su testimonio, dice el diario angelino.

Acuerdo

Geimer, de 46 años, tenía 13 cuando declaró ante un tribunal en contra de Polanksi y aseguró que el director la violó durante una sesión fotográfica.

En 1993 Polanski y Geimer llegaron a un acuerdo para enterrar el asunto a cambio de que el cineasta pagara a la víctima medio millón de dólares.