La elección del nuevo presidente de Caja Madrid ha vuelto a causar este jueves un cruce de declaraciones entre Alberto Ruiz-Gallardón y Esperanza Aguirre. El alcalde de Madrid ha dicho que debe ser la dirección del PP nacional la que elija al presidente de la entidad bancaria, mientras que la presidenta de la Comunidad ha respondido que cualquier interferencia política significa actuar de modo "ilegal".

Si esas son las reglas del juego, tenemos que respetarlas en un asunto de esta trascendencia

El alcalde de Madrid ha recordado que el PP "no es un partido federal" y ha opinado que sobre asuntos de "trascendencia nacional" como la presidencia de Caja Madrid quien decide no es la dirección regional sino la nacional, que lidera Mariano Rajoy.

Como ejemplo de que ese es el criterio que mantiene el PP, ha indicado que ni él ni Aguirre fueron candidatos por decisión de la dirección regional, sino de la nacional, y ha subrayado que "si esas son las reglas del juego, tenemos que respetarlas en un asunto de esta trascendencia".

Ha advertido de que "no habrá ofrecimiento" ninguno que pueda hacerle cambiar ese criterio y se ha negado a "entrar en valoraciones de personas" al ser preguntado por la apuesta de la Comunidad de Madrid por el vicepresidente regional, Ignacio González, y si esto supone un "pulso" de Aguirre a Rajoy.

Aguirre rechaza interferencias

Poco después, Aguirre ha sostenido que la ley establece que el presidente de Caja Madrid deben elegirlo los impositores, los empleados, la Asamblea, los ayuntamientos, los empresarios y los sindicatos y que cualquier interferencia política significa actuar de modo "ilegal".

La presidenta señala que al presidente deben elegirlo los impositores, los empleados, la Asamblea, los ayuntamientos, los empresarios y los sindicatos

"El Gobierno de la Comunidad de Madrid lo que está haciendo y hará conmigo al frente como presidenta es cumplir estrictamente la Ley de Cajas y la Ley prohíbe expresamente -- porque sería politizar las cajas-- que ni yo misma, como presidenta de esta Comunidad, ni el señor Rajoy, como presidente del partido mayoritario de esta Comunidad, ni el señor Rodríguez Zapatero, como presidente del Gobierno, impongan a ningún presidente en Caja Madrid", ha señalado Aguirre en rueda de prensa al término del Consejo de Gobierno.

Ha asegurado que su compañero de filas, al que tiene "por ilustre jurista", "se equivoca de medio a medio" y ha insistido en que la intervención de los partidos en esta elección es "ilegal" y significa "politizar" la Caja.

Aguirre ha recordado que el proceso "está paralizado" de momento hasta que la juez levante la suspensión del proceso electoral, en virtud del recurso que interpuso el Ayuntamiento de Madrid por el reparto de consejeros.

Abierta a un acuerdo

Ha asegurado que le gustaría mucho llegar a un acuerdo con el alcalde madrileño que zanjara las diferencias de criterio entre ambos, pero ha admitido que la solución jurídica "no es fácil" si Ruiz-Gallardón "no retira el recurso que tiene interpuesto" contra la Comunidad.

La presidenta regional ha afirmado que personalmente no tiene "ningún candidato" para suceder a Miguel Blesa, aunque ha admitido que el vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio González, sería "un excelente presidente".

Consulta aquí más noticias de Madrid.