La razón de tal peculiar elección responde a un experimento con el que el gigante del software ha querido poner a prueba la simplicidad y facilidad de uso de su nuevo sistema operativo, con el que aspira a reconquistar a los consumidores tras la decepción que supuso el sistema operativo Vista y fortalecer su posición en el mercado de los ordenadores

El experimento, convertido en una campaña de publicidad online, consistió en crear en este pueblo una escuela de informática e impartir durante el mes de septiembre cursos a 79 vecinos de todas las edades.

Tras las clases recibidas, los vecinos de Sietes, algunos de los cuales nunca habían utilizado un ordenador, se convirtieron en expertos en el Windows 7, y podrán ser profesores del aula de alfabetización digital que Microsoft ha creado en el pueblo para que acudan habitantes de toda la comarca.

Microsoft eligió Sietes para el lanzamiento en España no sólo por el nombre, sino precisamente para demostrar las facilidades que ofrece el nuevo sistema operativo, según explicó el gigante estadounidense.

Todo el pueblo participa en la campaña de publicidad online que puede verse en la web http://www.sietesunpueblodeexpertos.com/.

La mayor compañía de software del mundo, cuyos productos están en más del 90 por ciento de los ordenadores personales, ha recibido buenas críticas por Windows 7, con el que prevé recuperar el liderazgo en nuevas tecnologías que actualmente poseen sus rivales Apple y Google.

El nuevo sistema operativo - que es más rápido, menos recargado y tiene nuevas funciones de pantalla táctil - sale a la venta casi tres años después del lanzamiento de Vista, cuya complejidad frustró a muchos usuarios domésticos y alejó a los clientes corporativos.