Vacunación infantil
Un bebé es vacunado contra el rotavirus, causante de diarrea, en Pantasma, Nicaragua. Bill & Melinda Gates Foundation

La vacunación infantil alcanzó en 2008 el récord de 106 millones de niños, según un informe difundido este miércoles por la Organización Mundial de la Salud (OMS), UNICEF y el Banco Mundial, en el que advierten, no obstante, que todavía 24 millones de niños están en riesgo.

El informe El Estado de las vacunas del Mundo y los informes de Inmunización indica que los índices de vacunación son los mejores de la historia, pero aun así recuerda que uno de cada cinco niños no tienen acceso a una vacuna, lo que supone el 20% de los niños que nacen anualmente.

La vacunación ayuda
a prevenir 2,5 millones
de muertes infantiles
todos los años
La vacunación ayuda a prevenir 2,5 millones de muertes infantiles al año, pero la OMS calcula que si todas las vacunas de las que se disponen en estos momentos se adoptaran de forma generalizada se podría evitar 2 millones de muertes más al año entre niños menores de cinco años.

El informe señala que los niños más desprotegidos están en Asia y África, en particular en las zonas rurales de difícil acceso, y las organizaciones calculan que sería necesarios 1.000 millones de dólares adicionales para garantizar la ronda completa de vacunaciones durante el primer año de vida.

No obstante, las organizaciones son optimistas y destacaron que es un buen momento para la inmunización, porque el desarrollo de vacunas está en auge en todo el mundo. Recordaron que desde 2000 se han vacunado a más de 200 millones de niños en países en vías de desarrollo.

Llamamiento a los donantes

Las organizaciones instaron a la comunidad de donantes a que contribuyan para conseguir recaudar 1.000 millones de dólares anuales para asegurar vacunas para los niños de los 72 países más pobres del mundo.

El informe, presentado en Washington, señala que la tendencia a la baja de la mortalidad infantil se debe en gran parte a los esfuerzos de los países en desarrollo que participaron en el programa GAVI, auspiciado por la OMS, UNICEF, el Banco Mundial, ONG's, la Fundación Bill y Melinda Gates y que cuenta con el apoyo de la iniciativa pública y privada.

Al amparo de esta iniciativa, científicos, farmacéuticas y asociaciones público-privadas han desarrollado vacunas para la meningitis meningocócica, la diarrea, la neumonía y el virus del papiloma humano (VPH), accesibles ahora a más países en desarrollo.