Manuel Zelaya
Manuel Zelaya al teléfono desde el despacho de la embajada de Brasil en Honduras, donde está refugiado. EFE

Honduras continúa sin acuerdo después de que en la jornada de este sábado el depuesto presidente, Manuel Zelaya, rechazó una propuesta del gobernante de facto, Roberto Micheletti, por "absolutamente inaceptable" y da por "definitivamente" roto el diálogo.

Tras horas de incertidumbre sobre la marcha del diálogo, los representantes de Zelaya informaron en horas de la tarde de que el presidente depuesto rechazaba una propuesta de Micheletti para que la Corte Suprema decida sobre su eventual vuelta al poder, punto que sigue trabando el acuerdo.

El diálogo de las comisiones de Zelaya y Micheletti volvió a estar rodeado por el hermetismo"La propuesta que recibimos es una propuesta absolutamente inaceptable", dijo en rueda de prensa Víctor Meza, miembro de la comisión de diálogo de Zelaya, al aclarar que el presidente depuesto había propuesto que el Parlamento decida su restitución. Agregó que esperan la respuesta de Micheletti, pero que el dialogo continúa.

Mientras las comisiones de Zelaya y Micheletti coincidían en que el diálogo no se ha cerrado, la canciller del depuesto mandatario hondureño, Patricia Rodas, afirmaba en Bolivia que el proceso "ha sido definitivamente roto" por la "intransigencia de la dictadura" a aceptar la restitución del presidente constitucional.

"La intransigencia de la dictadura lo hizo fracasar (el diálogo) en su parte medular, irrenunciable e inclaudicable para el pueblo hondureño, para el presidente Zelaya y para quienes le acompañamos en esta lucha, que es la restitución del presidente", dijo Rodas en su intervención ante la Cumbre de la ALBA que se celebra en Bolivia.

El diálogo de las comisiones de Zelaya y Micheletti volvió a estar rodeado por el hermetismo, y pese a que Meza había expresado el jueves que para hoy al mediodía esperaban un arreglo, finalmente no se alcanzó el consenso.

Micheletti "considera que debe ser en el ámbito de la Corte Suprema de Justicia, pero ya la Corte Suprema de Justicia emitió una opinión jurídica sobre el Acuerdo de San José y, por lo tanto, no tiene ningún sentido" que el problema lo resuelva el poder judicial, señaló Rodas.

Meza también advirtió que los miembros de la comisión de Zelaya es la "última vez" que esperan una respuesta de la representación de Micheletti, tras la reanudación del diálogo a partir del pasado 7 de octubre, con respaldo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Sanciones del ALBA

Por otro lado, el bloque de la ALBA aprobó  aplicar "sanciones económicas y comerciales en contra del régimen golpista" de Honduras y no permitir el ingreso o permanencia en el territorio de estos países de los responsables del golpe.

La resolución fue aprobada por unanimidad en la primera sesión de la VII Cumbre Extraordinaria de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) que se celebra en la ciudad boliviana de Cochabamba.

La propuesta con esas medidas y otras fue realizada por la canciller del depuesto presidente Zelaya, Patricia Rodas, quien afirmó ante los mandatarios del ALBA que el diálogo en su país "ha sido definitivamente roto". La resolución establece además que no se reconocerá ningún proceso electoral realizado bajo el mismo régimen golpista, ni ningún resultado del mismo.