'Confío en una solución europea y las correspondientes contribuciones de nuestros socios europeos', dijo Guttenberg a periodistas.

Con el fin de lograr una operación de rescate de la filial europea de General Motors, Alemania ofreció 4.500 millones de euros en garantías para Opel, indicando que posteriormente llegaría a un acuerdo sobre cómo distribuir esta ayuda en las diferentes plantas, algunas de ellas en Polonia, Bélgica, Reino Unido y España.