El 27% de las papeleras son objeto de algún acto vandálico.
El 27% de las papeleras son objeto de algún acto vandálico. ARCHIVO

El Grupo Municipal Socialista en Madrid critica que el Ayuntamiento de la capital gastó el año pasado más de dos millones de euros en cambiar las papeleras de la ciudad que habían sido atacadas por vándalos sin castigar ni multar en ningún caso a los responsables, ni tampoco proteger estos elementos del mobiliario urbano.

Cada una de las papeleras repuestas o reparadas costó a las arcas municipales 140 eurosEl portavoz socialista en materia de Medio Ambiente, Pedro Santín, indicó que el 27 por ciento de las papeleras de la ciudad (14.310 unidades) fueron objeto de algún acto vandálico el año pasado: las quemaron, las deterioraron o las arrancaron de su sitio. Además, 38.339 contenedores de basura, papel o vidrio desaparecieron, 1.383 se quemaron y 26.789 sufrieron destrozos.

Así, cada una de las papeleras repuestas o reparadas costó a las arcas municipales 140 euros, por lo que en total el Consistorio se gastó más de 2 millones de euros en este fin. "No puede ser que los autores de estos destrozos nunca sean identificados ni sancionados, pero sí que se haya establecido una verdadera persecución contra los que no separan bien sus basuras", considera el edil.

Además, subraya que el contrato de instalación de nuevas papeleras en la ciudad prevé una tasa de destrozo por vandalismo del 22,37 por ciento, por lo que el año que viene otros 14.200 contenedores necesitarán ser cambiados.

No puede ser que los autores de estos destrozos nunca sean identificados ni sancionados"Es incomprensible. Además, siendo las nuevas papeleras presuntamente ignífugas, irrompibles e inteligentes porque tienen microchips en el interior, su reposición puede llegar a costar hasta 900 euros", explica el concejal, por lo que cambiar las 14.200 costaría casi 13 millones de euros. "No se trata de pagar por su reparación, sino de protegerlas de actos vandálicos", opina Santín.

Consulta aquí más noticias de Madrid.