El juez Alvin Hellerstein, del distrito de Manhattan, ordenó al Departamento de Defensa que publique las fotos proporcionadas por el sargento Joseph Darby, algunas de las cuales se filtraron hace más de un año y desataron el escándalo sobre abusos a presos iraquíes.

El Departamento de Defensa pretendió evitar su publicación, alegando que podrían incitar a más violencia en Irak.

Entre las fotografías de Darby ya publicadas estaba una en la que aparecía la soldado Lynndie England con un prisionero desnudo atacado con una correa. England fue condenada a tres años en la cárcel por su participación en el escándalo. Se desconoce si esta fotografía u otras famosas están entre las 74.

La decisión llega en respuesta a un Acta de Libertad de la Información emitida en 2003 por grupos de derechos civiles sobre el tratamiento de los detenidos en manos estadounidenses en Irak, Afganistán y la bahía de Guantánamo.

El juez había ordenado la publicación de las imágenes en junio, pero el Departamento de Defensa apeló la decisión, advirtiendo al magistrado de que publicar las fotos podría incitar a más violencia entre los insurgentes.

Sin embargo, en la decisión del jueves, el juez señaló que 'los terroristas en Irak no necesitan pretextos para su barbarismo' y que Estados Unidos 'no cederá al chantaje y que el miedo al chantaje no es un argumento suficientemente legal'.